sábado, 6 de febrero de 2016

CRÓNICA BOLSÍN DE CANDELEDA PRIMERA ELIMINATORIA (6 FEBRERO)

Los chavales demostraron su desparpajo y acercaron el campo a la plaza.

Primer día del Bolsín de Candeleda y un tiempo más clemente acompañó al poco público que acudió al coso portátil situado en la entrada de esta bella localidad abulense. El pobre juego de las más que terciadas vacas de Jara del Retamar condicionó una mañana en la que por el coso pasaron parte de los mejores novilleros del escalafón inferior. Tras el sorteo arrancó la tienta.

PRIMERA VACA

No vamos a repetir el juego de los animales porque su escaso tamaño vino acompañado de nulas fuerzas en todos los casos.

Tomás Rufo estuvo muy templado. Con las ideas claras y dejando pinceladas de gusto.

Juan Carlos Lozano puso a su falta de rodaje ilusión aunque no pudo haber lucimiento.

David Salvador dejó detalles de su exquisito toreo y en el segundo turno no pudo más que mostrar algún apunte al natural con una vaca muy castigada.

SEGUNDA VACA

Ángel Sánchez enseñó rodaje y maneras gustándose con un toreo de temple.

Diego Aznar estuvo templado en su primer turno y gustó con su valor en el segundo turno dominando con facilidad las cercanías.

José Andrés Marcillo toreó con pocas apreturas y oficio aprendido sin llegar a emocionar.

TERCERA VACA

Rodrigo Almarcha pasó inadvertido ante la falta de enemigo.

Antonio Pintiado puso la alegría de su bisoñez. En el primer turno trató de alagar las embestidas y en el segundo optó por aprovechar las inercias de la vaca recetando voluntariosos molinetes.

Pablo Mora estuvo apagado y sin ideas. No supo lucirse ante la nulidad de su enemigo y tiró la toalla pronto.

CUARTA VACA 

Aarón gustó por su variedad y gusto. Ofreció un toreo diferente con toreo por alto y un bello remate. En el segundo turno no terminó de acoplarse al mismo nivel.

Raúl Montero enseñó el oficio y sobriedad de Salamanca estando fácil pero demandando mayor enemigo.

Juan Collado tuvo las ideas claras para dar sitio al animal y para recetar buenos naturales en el segundo turno.

QUINTA VACA

Ignacio Olmos se dejó llevar por el mal camino de la mañana y toreó con poco alma.

Victor Hernández estuvo aseado y con mejor aire en su segundo turno.

Sergio Montero lució a buen nivel en su primer turno pero se dejó llevar por la apatía del segundo turno.

UN BOLSÍN QUE REÚNE A LOS MEJORES CHAVALES SE HA VISTO DESLUCIDO POR EL PAUPERRIMO JUEGO DE LAS VACAS DE JARA DEL RETAMAR. 

viernes, 5 de febrero de 2016

JOSÉ LUIS PALOMAR EN BANDERILLAS NEGRAS



Hoy hablamos con un torero que puso en el mapa taurino a la provincia de Soria. Uno de los protagonistas de la llamada "Corrida del Siglo" pero cuya carrera fue más allá. Un diestro con una reconocida y amplia trayectoria que alcanzó el triunfo ante los hierros más duros del escalafón. Torero de gran oratoria, ideas claras y dura sinceridad. Hablamos con José Luis Palomar.

Maestro, ¿qué es ser torero?

Es una forma de vida, diferente a todo lo demás. He hecho muchas cosas desde que he dejado de torear pero ninguna me llenó como el toro ni para bien ni para mal.

¿ Cómo recuerda Talavera?

Una ciudad muy taurina con gran significado por la muerte de Joselito. No he toreado mucho allí, recuerdo que ffueron dos tardes e iba con mucho cariño por su historia.  El torear allí tenía un plus más por saber que ese figurón (Joselito) había pisado ese ruedo. 

¿Había un cierto componente de superstición al torear en un coso dónde falleció un torero?

Yo fui sin superstición. Cuando empiezas en esta procesión eres virgen en esto, oyes a la gente... Cuando ya vas madurando y te preparas, las supersticiones quedan en un segundo plano.
A mí me apetecía mucho torear allí por ser muy torera y estar muy cerca de Madrid. Iba a gusto. 

¿Su carrera viene marcada por la "Corrida del siglo"?

Marcó a la fiesta, no solo a los actuantes. El gran problema de la fiesta que no haya cada dos o tres años una tarde así.

¿Una tarde así se sueña?

Nunca sueñas algo tan rotundo. La realidad superó al sueño. Cuando la vas viviendo piensas que es lo que querías conseguir. Que en Madrid coincida todo tan bien es tan complicado... que no haya viento, que las condiciones climáticas sean idóneas (el viento me afectaba mucho desde el hotel). Ver cómo iba la tarde toro a toro y con la plaza llena fue un espectáculo grandioso. 

¿Ese éxito se tradujo en nuevos contratos?

Esa corrida sí me abrió puertas pero la temporada la marcó más la Beneficencia con Antoñete y Ruiz Miguel matando otra de Victorino que me proporcionó más contratos. Decían que el de Soria había estado bien pero... La Beneficencia eliminó cualquier duda y después de esa tarde en 15 días me hicieron 70 corridas.

Por lo tanto, ¿hubiera sido igual la carrera de José Luis Palomar sin Victorino?

No sé. No hubiera sido igual sin Zaragoza de novillero y sin Madrid de matador. Recuerdo a un toro de banderillas negras que le corté una oreja. Una corrida de Saltillo en Madrid es la vez que mejor estuve y fue en verano. Ha habido grandes tardes en mi vida. En la de Victorino se juntaron muchas cosas: tiempo, tv, cómo estuvieron los compañeros... todo fue un cúmulo de circunstancias

Su carrera, ¿duró lo que debía o fue corta?.

Duró 18 años, fue suficiente. Por encima de las corridas (número) estaba la dignidad. Yo no entraba en cosas por dignidad. Muchas veces dije que no y si cuando tuve que hacer favores a un empresario. Tiene que ser todo hecho entre todos. 
Hay espectáculos que no interesan y que por tanto no se deben dar. Es mejor si vas a ir a Madrid , matar toros a puerta cerrada que torear en plazas vacías para prepararlo. Esto es un negocio y si no llenas, fuera.

Yo no quería ir a plazas portátiles, me gustaban las plazas grandes. Ruiz Miguel, Esplá y yo en un pueblo toreamos y no me quedó más remedio que decir que sí, todo lo hicieron por derecho. El chasco fue que la corrida no tuvo fuerza, se me quedó grabado que todo salió mal con todo lo que lucharon en ese pueblo para que saliera todo bien.
Queda claro que en este espectáculo aunque pongas todo de tu parte, lo marca el toro.

Esa faena de la que me habla fue en verano. Ahora estas fechas van camino del olvido, ¿qué ha pasado?.

Los tiempos como las personas y los empresarios cambian. Viví una época con unos empresarios profesionales como Manolo Chopera. Yo cogí empresarios bohemios que se han perdido. La bohemia no se puede perder en el toro. Si es sólo espectáculo y negocio es triste ya que la bohemia es básica. No puedes defraudar a tu espectador. 

Y los encastes maestro, ¿van por el mismo camino que la bohemia?

Se han perdido muchos y con ellos reacciones del toro de lidia. Hay que lidiarlo primero y para ello el matador debe estar preparado y también para matar dignamente al toro. Ha evolucionado todo pero también se ha simplificado: recibir al toro con verónicas y chicuelinas, derechazos y naturales y pases de pecho. A mí solo con eso me faltan cosas. Yo disfruto viendo un toro manso al que se le da su lidia, disfruto con Ponce moldeando a un toro, yo disfrutaba con mi maestro Viti. El toro no es solo esos pases que te he dicho, es ir viendo las condiciones del toro y enseñarle. Esa variedad se ha perdido en los matadores de ahora que solo van al cogollo.

Toreros, ¿de faenas largas?

Las faenas son muy largas. Si el toro tiene problemas, emoción y matices que incomodan al espectador éste no toma pipas ni bebe cerveza, es necesario un toro que de miedo. Ese toro en el ruedo debe dar emoción y peligro y si falta el factor toro esto se queda cojo. 

¿Eso genera que se vacíen los tendidos?.

Ahora sale un toro muy grande y con trapío pero le falta movilidad. No se trata de que el toro sea más pequeño o más grande se trata de que un torero esté delante de un toro y si si éste se cae se pierde el espectáculo. Para que el público vuelva debe pasarlo bien y pasar algo que le encoja el corazón. El profesional debe venderlo. Si lo haces muy fácil y no vendes nada todo se queda en matices. El torero debe ser el conductor del espectáculo.

Torero, hablemos de la actualidad. El tercio de varas.

Muchos toros no necesitan picarse en la actualidad. El eje de este espectáculo es el toro. 

¿Se ha perdido variedad?

En el toreo cabe todo. Lo bonito es que haya matices y cosas diferentes. En ese abanico está lo mejor. Lo bonito del toreo es la variedad. Yo disfruto de chavales que te llenan. En la actualidad donde más falla el espectáculo es en el toro. Hay una baraja de toreros muy buena que torean muy bien pero no lidian tanto.

¿Cree usted que los toreros de ahora podrían con el toro de su época?.

Si. Oí al maestro Marcial Lalanda que el que es bueno en una época lo podría haber sido en otra. Las personas nos amoldamos. El ser humano es capaz de cosas increíbles. 

La prensa

No estoy al tanto pero habrá cambiado como todo: los vehículos, los teléfonos... 

La televisión

Si está bien hecha ayuda. En las televisiones estatales no se les ha dado sitio. Los profesionales, quizás, no hemos defendido lo nuestro. 

Usted actualmente está metido en política (Ciudadanos) aunque desde el sector se habla de no politizar el toreo, ¿es la política la solución?.

Sí. Estoy metido en política y he hablado con los taurinos y profesionales del toro diciéndoles que hay que estar en la política que es donde parte todo. Se trata de querer defender lo que tienes aunque es complicado tener una voz sola en todo el sector taurino. Todo el mundo del toro, tanto profesional como popular, deberían de ponerse a hablar y ponerse de acuerdo en el punto común de la defensa del toro y llevarlo a la política para protegerlo por ley. Lo que no es de ley es que lo prohíban. 

En la política, algunos partidos y hasta gente del toro han insinuado que el toro sin muerte podría ser la solución.

El toro sin muerte se me quedaría cojo. Fui una vez a Portugal y no volví.

Maestro, ¿cómo se matan los toros?.

Es la suerte suprema. No es igual matar un toro que matar bien un toro. Matar bien es poner el pecho por delante, la muleta adelantada, traértelo despacito. He disfrutado mucho de la suerte suprema. Tienes que verlo muy claro y yo he visto grandes toreros que no lo ven. 

Hablemos de la disputa o no de toreros y los empresarios.

Siempre ha habido fuerza de los empresarios y de los toreros. Con fuerza se acaba todo el rollo. Dentro de la plaza el toreo es un negocio. Yo viví El Cordobés y llenando se acaba todo los tabús. No puedes quejarte de como está todo y no llevar gente. Ser matador no es solo torear. El ir a una plaza y verla vacía es muy triste. El empresario debe exigir que el torero meta gente. 

En la actualidad son muchas las voces que hablan  que los toreros tienen un caché por encima de lo que permiten determinadas plazas.

Es muy fácil llevar las cuentas con la informática que hay. Los actuantes deben saber que no te pueden dar más dinero de lo que has metido. Es sentido común no cobrar más que lo que hay en taquilla. Para que te pongan debes interesar.
El empresario debe querer venderlo.

El producto es el torero, lo que hace falta es interesar. Después de Beneficencia maté 70 corridas. Hoy con los medios que hay si un chaval sale en cualquier sitio todos se enteran de inmediato. Hay chavales dignos para llevar gente a la plaza. El factor donde falla la fiesta es el toro. !Qué poquitos toros salen dando espectáculo!. Nos hemos pasado de trapío, peso, hemos quitado casta, hemos hecho un toro suavón. Hay que hacer un toro que tenga emoción.

Un último párrafo esclarecedor. Nos despedimos agradeciendo su amabilidad y deseándole suerte en su dura tarea política.

miércoles, 3 de febrero de 2016

ESPARTACO EN BANDERILLAS NEGRAS



Teníamos claro que en esta serie de entrevistas no podía faltar un torero que fue figura y mandó en el toreo. El gran periodista jienense Luis Miguel Parrado nos facilitó un encuentro con Espartaco avisando de que detrás del teléfono nos encontraríamos a una persona aún más grande que el torero. No mintió.Llamar a Espartaco y tener su total disponibilidad y amabilidad al igual que todos los figurones que han ido pasando por este blog, aún queda alguno, es algo que jamás podíamos imaginar. Diversos avatares propios del campo alargan el encuentro pero nos permiten conocer la grandeza del torero. Paciencia, amabilidad y cariño de un espada que ya forma parte de la historia viva de la tauromaquia.

Usted nace en un entorno taurino, ¿cuánto marcó su vida la influencia de su padre?, ¿qué parte de torero propio fue usted con respecto a la idea de su padre?

Me marcó muchísimo porque fue una educación taurina la que tuve de mi padre que fue muy exigente pero la valoración fue muy positiva. Ojalá todos tuvieran alguien así.

Uno va aprendiendo el oficio pero las cosas que se hacen delante del toro lo desarrolla uno mismo con sus cualidades. El aprendizaje no es hacer todo lo que dice alguien de tu lado y cada uno debe poner el sentimiento propio en lo que lleva a cabo.

Por razones de edad usted marcha a Colombia para crecer, ¿qué aportó a un niño esa experiencia?

Experiencia, preparación y una gran oportunidad. Me marché en el espectáculo cómico del Chino Torero y allí me enseñaron a valorar las cosas y a asumirlas. Fue fundamental, en mi forma de entender el toreo marcó esa etapa..

Al volver a España torea numerosas novilladas sin caballos, ¿por qué están siendo tan complicados estos festejos ahora?

Los costes. Hoy en día cuesta mucho dinero todo. Hay empresarios que no tienen la posibilidad porque no se defienden como antes con las corridas que las acompañaban. Hoy es complicado llenar hasta en las corridas de figuras consagradas y así no se pueden pagar las novilladas. Los novilleros no tienen opción de prepararse. Están preparados de salón y en el campo pero les falta el rodaje delante de la cara del toro.

1978, cambia su carrera tras triunfar en Barcelona, ¿se echa de menos una Barcelona con respecto a la dureza del trampolín que debería ser Madrid?.

Si, van a Madrid los chavales a un examen de primera sin estar preparados ni toreados. Están preparados físicamente y de salón pero no delante del toro. 

¿Por qué los Lozano?

Porque eran los mejores. Yo no tenía posibilidades, ellos me vieron y me escogieron. Tuve una gran suerte porque eran los mejores. Han influido en mí en todo, les debo todo.

¿Por qué la alternativa no llega en Sevilla?. El maestro no duda en volver a la idea de la necesidad de estar muy rodado.

Porque no tenía la preparación para tomarla allí. Era una responsabilidad y me tenía que hacer. Era en Jerez pero se suspendió y la tomé en Huelva. Me fui haciendo, toreé más de 30 corridas en España, marché a América y ya rodado toreé en Sevilla. 

¿Cuánto marcaron y qué aprendió de sus años de corridas duras?.

Todo, porque maté corridas durísimas. Era lo que tenía y a lo único que podía acceder. Me dio la profesionalidad y la forma de entender el toreo. Vencer las corridas duras me daba preparación para torear con las figuras después.
La palabra técnica no me gusta porque es una palabra que no gusta a los toreros. El técnico está siempre igual y esto es sentimiento, yo no estaba siempre igual con todos los toros.

La conversación deriva hacia Facultades, aquel toro en Sevilla que cambió su carrera. El maestro da una respuesta fuerte, sincera y clara. Una muestra de cómo entiende el toreo sobre una responsabilidad aún mayor, su familia.
Antes de Facultades usted pensó en tomar los palos, ¿por qué?

Porque es una profesión muy digna. Debía llevar algo a mi casa para sobrevivir y lo veía más fácil así que toreando y pensé que lo llevaría siendo figura de los banderilleros. No por no tener cualidades para torear pero tenía la obligación de llevar la comida a mi casa.

Pero llegó Facultades

Facultades se cruzó en un momento de mi carrera clave. En una corrida televisada, con la gente feliz y la plaza motivada. No fue mi mejor faena. Fue un toro clave en el que aproveché las circunstancias. Facultades no hubiera sido nada si quince días después no voy a Madrid y salgo a hombros con el toro de Alonso Moreno. 

¿Cómo recuerda esa tarde en Madrid?.

Tarde lluviosa con gran responsabilidad. La gente estaba embalada tras lo de Sevilla dónde había recibido el aprobado de allí y se me valoró todo. Fue una tarde grandiosa. 84 puertas grandes en ese año, eso deja claro que me sirvió.
El toreo es un triunfo de todos los días y muchos años, no solo de un día.

Desde el año 1985 hasta los 90 lidera el escalafón, ¿se puede aguantar un ritmo tan alto de festejos sin perder frescura?, ¿qué opina de aquellos toreros que consideran que se deben dosificar las tardes?.

Sí, cuando tienes afición y la edad en la boca. Cuando has conseguido muchas cosas no, te vuelves mecánico. Cuando eres joven, te levantas y ya estás toreando hasta en el cuarto de baño. A esa edad y con esas ganas lo aguantas. Si te obligan es más complicado.

Todo tiene su momento. Hay que estar en todos los sitios porque los aficionados tienen derecho a ver a las figuras pero en otros momentos debes dosificar. Las figuras deben ir a los sitios para crear afición y no solo ir a las que saben que se va a llenar. Torear en sitios que no nos gustan, pero que hay que estar.
Las figuras ahora deberían ir, con categoría por supuesto, a sitios ayudando a empresarios nuevos y públicos al ser un bien para la fiesta.

Directo, sincero, sin titubear en ningún momento. "Viajamos" a la encerrona con los toros de Miura.

La hice porque en Navidad me volví loco y pensé que era más fácil de lo que en realidad fue. No lo volvería hacer pero fue la corrida más importante de mi vida. Al superarlo estaba preparado para todo. Superé factores personales al poder con esto. No fue triunfal pero me dije "he podido". En la vida se trata de sentir y poder.
Al acabar fue muy bonita pero al comienzo muy dura (risas).

¿Espartaco fue un torero de Madrid o de Sevilla?

Un torero más de Sevilla pero Madrid me ha respetado. Exige Madrid como a todos los que espera pero gracias a Dios que existe esa exigencia.

¿Apostó usted por poder a los toros como marca propia e identidad de toreo?

Era una forma de tapar mi miedo. No tenía un valor excesivo pero tenía que poder al toro para hacer un esfuerzo que mi valor no tenía. Admito mi miedo y con mi preparación y entendimiento podía con las circunstancias y luego ponía los sentimientos.

¿Su figura marca la transición de los 80 a Enrique Ponce?

A lo mejor sí, al entender un mayor número de toros según ellos. Di siempre todo lo que podía. No di más porque no podía porque siempre me entregué. Son ellos los que piensan que en cierta manera sí fui ese puente.

¿Ese poder pudo provocarle ventajas o solo parecía eso en el tendido?

El torero siempre tiene que tomar ventajas. Las ventajas tienen que ser para el torero pero las ventajas del torero son siempre para el toro. Obligarlo menos, cruzarte menos, no someterle al principio... son ventajas que se malinterpretan porque al final son ventajas para el toro porque así embiste más tiempo. Si embiste más tiempo tiene más riesgo que si le revientas por abajo y acaba antes. Si está más tiempo embistiendo hay más riesgo.

¿Se torea con el pico?

Una cosa es la presentación y otra es torear. Con la panza llevas tapado la cara del toro y es más difícil que haya muletazos limpios y bellos. Es una verdad del toreo torear con el centro pero no la verdad del toreo porque verdades hay muchas. Torear con el pico arrastrado y por debajo de la pala del pitón, con la panza es muy difícil. Con la panza es muy complicado y el toro lleva la cara tapada y tapas su riesgo. Si tapas la cara hay menos riesgo. No hablo de inicio, ni de echarle el pico al ojo. Un torero debe hacer lo que siente.

Al igual que en la conversación con Enrique Ponce ambos diestros dejan claro una idea de toreo que siempre defendieron y que les convirtió en figuras de época. Alejados del discurso clásico asumen una idea de su toreo que siempre practicaron. Hablamos de Sevilla, su Sevilla.

¿La vuelta a Sevilla fue un adiós soñado?

La locura más grande de mi vida profesional. Salió bien pero no se lo recomiendo a nadie. Un sueño hecho realidad. 

Esa vuelta coincidió con la polémica con los G5.

Me pidió Sevilla que hiciera un esfuerzo cuando lo necesitaba y para mi lo fue. Me contrataron cuando ya estaba todo roto. Me ofrecieron el domingo de Resurrección con Morante y Manzares o Talavante pero yo no pintaba nada porque ya me había retirado. Yo quería dar la alternativa a Borja, mi paisano, y me ofrecían en feria pero no salió. 
Pero se rompió todo con el G5 y no me quedó más remedio que aceptar Resurrección y la acepté porque lo pidió la empresa que tanto me había ayudado, y gran parte de la afición y no podía decir que no porque me arrepentiría toda mi vida si les fallaba cuando me necesitaban. No fue porque no fuera el G5, todas las negociaciones estaban rotas. Yo no puedo competir con ellos que son los que deben estar en las ferias.

¿Traicionó Espartaco al G5?

No traicioné a los del G5. Si pienso que los traiciono no lo hago. La grandeza de los toreros es estar donde debe en cada momento.

¿Qué opina de su ausencia en Sevilla?. El de Espartinas sigue en su línea de naturalidad sincera. La verdad por delante siempre.

Cada torero tiene su motivo para estar en una feria como a mí me pasó cuando toreaba. Con toda la claridad no sé el motivo y lo respeto. A lo mejor estando en el G5 hubiera hecho lo mismo.

¿Usted fue un torero de empresas?

Según las empresas fui un torero muy de empresa cuando toreaba (risas).

Y la empresa de Sevilla, en relación al G5...

Están recapacitando y están haciendo todo lo posible por traer a las figuras. No sé quién se equivocó pero lo que sé es que Sevilla no se pudo ver a las figuras. Las conversaciones entre ellos las conozco.

Hablando con Paco Ojeda siguió la misma línea que usted en el sentido de que las figuras deben acudir a sitios complicados.

Las figuras deben sacar adelante al toreo. Deben estar en los sitios claves y en los mejores días porque son los mejores pero deben crear afición y hacer rentable y ayudar a los nuevos empresarios para que salgan adelante. Es una forma de pensar mía que estoy retirado y a lo mejor haría lo mismo que ellos si estuviera en activo.

¿Y qué papel corresponde a las empresas?


Las empresas deben tener más ilusión, más afición, no fijarse tanto en el tema económico aunque deben ganar dinero. Dar oportunidades a los jóvenes es esencial.

Para ir concluyendo hablamos de aspectos actuales de la fiesta con un torero que nos regala una conversación inolvidable.

Hablemos del tercio de varas.

La gente está apostando por los finales. La educación taurina está cambiando. El tercio de varas, no en todos los aficionados eso sí, provoca protestas en parte de la gente. La gente se está acostumbrado a los finales con muletas. El toro si se le exige mucho en varas, aunque hay aficionados a los que le sigue gustando, puede dificultar el último tercio y por eso se pita. Debe cambiar la educación taurina.

La prensa

La prensa a veces lleva razón y otras veces no. Es fundamental para que la gente nos conozca.

La televisión

Las corridas de toros bien hechas aportan cosas pero televisar en exceso no.

Un torero en el que fijarse

Yo he sido un torero que me he fijado en todos buscando todo lo bueno de cada uno. No he sido de ninguno en concreto pero de todos aprendía. El buen aficionado debe tener un abanico amplio y no ser de un único torero.

¿Se está apostando en exceso por la perfección?.

Sí y a veces los públicos se quedan atónitos de lo que ven y la transmisión no llega siempre. Hay toreros con una capacidad de torear increíble pero se pierde la magia de la sorpresa.

Los encastes

Los toreros hoy en día y yo lo haría también, están buscando el encaste que más entienden y más posibilidades de triunfo dan. Hoy hay ganaderías con 25-30 corridas de garantías y eso antes no se podía hacer. No es un error porque buscan lo que le da posibilidades, yo haría lo mismo.

Espartaco vuelve a hacer un alarde de sinceridad cautivador. No pretende quedar bien con nadie, defiende su idea y no duda.
Un torero como usted y ganadero.

Es muy difícil porque para triunfar en ganadero es esencial pensar como tal pero pensando en torero es muy complicado. Un torero debe cambiar su pensamiento, olvidarse de si mismo pensando en la bravura y transmisión del toro.

Maestro, le traslado una pregunta de un amigo de Sevilla, ¿por qué eligió un periodista para dirigir su carrera?.

No es periodista, es mi amigo desde los 11 años. Si no hubiera sido periodista era lo mismo, era mi amigo, fue coincidencia. Confiaba en él. Hablo ahora más con él que cuando me apoderaba. 

Habla con cariño de Rafael Moreno, su amistad es indudable. Maestro, para acabar, hablemos de Talavera.

Recuerdo una faena a un sobrero de Santa Coloma (Dionisio Rodríguez) con el que estuve sensacional. Hice un esfuerzo extraordinario. Maté una corrida muy dura de Murteira de Madrid y muy seria con Muñoz y Raúl Sánchez. Grandiosos triunfos de 4 y rabo en una tarde con El Cordobés. Es un público extraordinario, torerista pero exigente.

Nos despedimos. El de Espartinas nos pide disculpas por los aplazamientos de la entrevista debido a su nueva faceta. "Antes era artista y ahora soy trabajador". Estas disculpas señalan la humanidad y modestia de un torero que siempre nos atendió con cariño y que es capaz hasta de disculparse por no poder habernos dedicado más tiempo antes.

Gracias, de corazón, torero.

lunes, 1 de febrero de 2016

AVANCE FERIA DE OLIVENZA 2016



El jueves 4 de febrero se presentan los carteles de la Feria de Olivenza, una feria que será más abierta que otros años en cuanto a los toreros presentes en la misma. El ciclo será de tres corridas de toros y probablemente dos novilladas.

Las novilladas podrían contar entre otros con el debut con caballos de "Juanito" y Alfonso Cadaval y la figura de los novilleros actuales, Ginés Marín. En las corridas de toros se barajan estas combinaciones.

Sábado 5 Toros de Garcigrande para Diego Urdiales, El Juli, Perera y Talavante. Corrida de ocho toros. De seis si finalmente no va El Juli.

Domingo 6 por la mañana, toros de Cuvillo para Joselito Adame, José Garrido y Roca Rey

Domingo 6 tarde: Toros de Zalduendo para Enrique Ponce, J M Manzanares y López Simón

Todo esto está sujeto a cambios y no será oficial hasta su presentación el próximo jueves. Ya sabéis que luego cualquier parecido con la realidad :-)

También es posible la presencia de las cámaras de Canal Plus Toros, así como de Canal Extremadura.

Feria con nombres que apetecen ver, figuras con toreros que tienen todo para llegar a serlo.  Si no estamos muy equivocados en el adelanto que hemos hecho, Feria que ilusiona. ¡¡¡Enhorabuena!!!

MANOLO CORTÉS EN BANDERILLAS NEGRAS


Un torero de pellizco, de arte y que logró entusiasmar a los públicos de todo el mundo. Un diestro de enorme personalidad, prodigioso capote y con un poder que le hizo superar los más duros retos de la cabaña brava sin perder su estilo. Un palmarés envidiable para el de Gines que además nos regaló una conversación divertida y muy torera. Hoy hablamos con Manolo Cortés.

Maestro, ¿por qué se hizo usted torero?.

Esto es un sentimiento interior que lleva uno dentro desde chiquitito. Cuando oía un pasodoble de pequeño y sin haber visto una corrida nunca se me ponían los pelos de punta.

Unos comienzos muy duros

Era muy difícil, no como ahora. Había lo que te buscabas, yo viví en Gines. En Camas había más movimiento taurino y en mi pueblo nada. Me salí del colegio y allí empecé. Tentaderos con amigos, entrenar, dentro de un sacrificio por no tener medios más que la bici y el autostop.

En mi pueblo había un aficionado conmigo y encontré otro en Coria llamado "El Canana". Yo me hice torero de noche en la Marisma y allí cogí oficio porque ir a los tentaderos era más difícil. A Canana, por medio de un amigo suyo, lo invitaron a los Alburejos de Torrestrellas y nos fuimos los dos. Allí, en un tentadero con Rafa Ortega, Manolo Vázquez y Paquirri que era novillero. Entre ellos estaba un apoderado de máxima fuerza como Camará .Yo iba a la tapia y mi amigo invitado, pero me tocó torear.
Alberto Aliaño, mozo de espadas de Álvaro Domecq, estaba allí. toreé una vaca y Camará me vio y preguntó a Alberto que quién era y que le encantaban mis condiciones. Salió una vaca e igual, y salió un utrero fuerte y Camará preguntó que si me atrevía. Le gusté y le faltó tiempo para llamar. Nos fuimos a comer con el servicio y Cámara llamó a Balañá diciéndole que había visto un chaval para que le pusiera y me puso en Gerona por el favor. Alberto me dijo que le diera las gracias a Don José y éste respondió "lo que hace falta es que no me deje mal".
Fui a Gerona y corté dos orejas y dos rabos a los novillos.

Y de Gerona a...

Camará estaba en Palma y le preguntó a Balañá y me repitió en Gerona y luego a Zaragoza. Empecé con Miguel Márquez. Camará le dijo a Alberto que me apoderara, dejó a Domecq y lo hizo. Toreé mucho por Zaragoza y pueblos, al año siguiente debuté con caballos. No fui de novillero ni a Madrid ni Francia y toreé 25 novilladas importantes.

Llega la alternativa

Al año siguiente tomé la alternativa en Valencia tras haber toreado 5 novilladas saliendo a hombros en todas el año anterior. Me la dieron Ordóñez y Puerta con una de Urquijo. Después toreé una de Bohórquez en la que triunfé junto a las dos novedades del momento como eran Miguel Márquez que había tomado la alternativa en Málaga y Ricardo de Fabra. Confirmé la alternativa, triunfé en San Isidro. Seguí toreando en Valencia y corté un rabo a un toro de Bohórquez.

Maestro, antes de ahondar en su carrera de matador, me gustaría hablar de sus sentimientos cuando toreaba en la marisma. La dureza de hacer la luna.

Mis comienzos fueron muy duros pasando hambre. ¿Miedo? Siempre toreé vacas viejas, nunca toros ni vacas nuevas. Bueno, si salía alguna nueva si caía (risas). Un toro en el campo jamás, me lo prohibí. Todo el que haya hecho eso no es torero.

Un día un vaquero me cogió de un chivatazo y me perseguían pero me escapaba siempre (risas).

Encantador, sencillo y divertido. Manolo Cortés te conquista con una naturalidad torera exquisita. Nos marchamos a Madrid, su Madrid.

La tarde de las tres orejas fue una corrida de Antonio Pérez con Miguel Pérez y Pedrín Benjumea. Salí a Las Ventas con disposición. Confirmé bien pero no corté orejas. No había ido a Madrid nunca, ni a los toros. Estaba muy ilusionado y preparado. La corrida de Urquijo con la que confirmé, aunque yo no tenía oficio, no salió como quería. A la segunda corrida que fui me dije que no quería dejar todo esto y triunfé. De ahí Pamplona, Bilbao y a torear con las figuras.

¿Era usted un torero gitano?

Parezco gitano pero no lo soy. El gitano de Gines me decían Zabala, Cañabate... Yo iba Albacete con Amador y los Cortés y me tocaban rumbas pero no era gitano (risas). Es una raza de mucho arte. Toreaba con arte y me encantaba. El que preguntaba decía que no lo era pero al que no me preguntaba no le desmentía (risas).

Torero de arte pero de corridas duras. 

He matado Guardiola, Miura, Conde. Cuando tienes oficio y puedes al toro no te asusta ninguna corrida. Si llegas a las duras y triunfas te repiten, si pegas un petardo... La primera corrida de Miura fue en Hellin con Cavazos y Márquez, He matado en Bilbao, Pamplona, Sevilla... El toro de Miura es amplio y he cuajado 5-6 en mi vida. En Dax maté una muy importante al igual que una muy recordada de Valencia. Hacía lo mismo al de Miura que al de Carlos Núñez o al Juan Pedro si embestían. Si te metes en google coge 1975 El Pais julio Joaquín Vidal y su crónica. Léela. Ese mismo año Zabala me hizo una gran crónica. "Temblaban de emoción". Espabilé después de esa corrida de Miura pues andaba en un "bachecito". 

Torero de arte, en las duras, con un gran palmarés. ¿Las duras no eran evitadas por las figuras como usted?.

En aquel momento yo mataba las duras con las figuras de ese momento. El toro de Miura es diferente ahora. Cuando me encontraba bien y me apetecía mataba las de Miura y era una satisfacción. Triunfar con Miura daba vitola. A veces las mataba por gusto y otras porque me obligaban y lo necesitaba.

¿Torero de Sevilla o de Madrid?

De Sevilla y de Madrid. En Madrid he toreado muy a gusto con un público que me recibía muy ilusionado. La gente me quería, he toreado casi 50 veces y en Sevilla cerca de 70, segundo después de Curro. Yo no lo sabía pero me lo contó un peridoista.

¿Qué diferencia el olé de Sevilla al de Madrid y al revés?

Cuando escuchas los dos el torero siente una cosa... son muy importantes. La emoción es la misma porque el torero siente lo mismo. En Madrid es un olé ronco y en Sevilla un ole corto. La emoción es la misma. Cuajar un toro en las dos... Yo me emocionaba igual en ambas plazas.

Un mito del toreo de capote, ¿cuál es el secreto del toreo de capote?.

Torear con las muñecas, con temple, echando los vuelos, colocado. Sobre todo son importantes el temple y el ritmo. No es fácil controlar el capote porque hay que controlar mucho mientras que en la muleta tienes la espada. La velocidad de un toro de salida es mayor. Todo es el control, el sentimiento, el que te guste. Controlar y dominar. Brazos sueltos

Le preguntamos al maestro Emilio Muñoz que si había sido un torero de Sevilla, ¿usted?.

Yo sí, he gustado en todos lados. He tenido gran cartel en muchos lados como América pero si estaba mal me caía una bronca muy gorda también (risas). En Dax me recuerdan el toro de Miura pese a haber pasado casi 40 años.
Yo toreé un toro en Calahorra de Samuel y me pegaron una bronca porque no valía nada y lo maté y al segundo le cuajé un gazpacho... De los toros más importantes de mi vida. Salí y dije que "a gusto" que bien me he sentido, esto es lo que sueño. A los 30 años imagínate lo que es volver allí y me digan que se acuerdan de ese toro. Esa es la grandeza mía.

Maestro, usted fue un torero muy querido en Pamplona. Torero de arte y Pamplona ahora parece como algo raro.

Era peor en mis tiempos, no te puedes hacer una idea. En la puerta de Pamplona ahora hay un reservado y una capillita para los toreros. Antes no. En el patio de cuadrillas tenías el ruido y te volvías loco allí. He toreado con las figuras con toros fuertes. Ordóñez, Camino... iban allí siempre. Yo he matado toros de Miura y Pablo Romero. Una de Pablo Romero con Fuentes y Miguelín. Ese toro de Pablo Romero me cogió y me pegó una cornada. Corté dos orejas tras cinco descabellos.
En mi época era peor el tema político llegando a suspender una feria y todo. Cuando no hay interés las peñas van a lo suyo pero si lo hay se volvían locos. Cuando un tio pegaba 15-20 pases la gente se volvía loca.

Usted habla de 15-20 muletazos y la gente loca. ¿Son ahora las faenas demasiado largas?.

Sí por el toro que hay. El toro antes era más chico pero se movía más.Tu lo veías fiero y sabías que si te equivocabas te partía por la mitad. Ahora se torea mejor que nunca. Tu le hacías algo a un toro y tenía emoción, ahora todo tiene que ser perfecto pero hay menos emoción. La emoción la da el toro y su fiereza. Había que picar a los toros 2-3 puyazos y se venía arriba en la muleta. Se han perdido los quites. En plazas de primera ya ves uno solo y poco más. En mi época se picaban y en el tercio de quites la plaza era un maniconmío.

Lo que había que saber era torear porque era muy fiero y listo. Ahora le pegas 15 pases y se para, antes no. Los toreros están muy preparados.

¿En la actualidad lo que prima es la perfección?.

Está porque antes te enganchaba un toro y no pesaba igual. Ahora enganchas dos veces y te quedas sin orejas y lo desluces todo. Si un toro te engancha la faena se cae, antes con la emoción no pasaba igual.

Maestro, ¿qué es cargar la suerte?.

Es el toreo, es cargar el peso sobre la pierna que torea.

¿Qué le parece que se apueste por un toreo más largo que profundo?

Depende del recorrido del toro. Un muletazo largo y humillado es lo máximo.

El maestro Enrique Ponce nos habló de la dificultad de torear a media altura.

Tú cuando lo llevas a media altura es porque el toro  no tiene fuerza, clase o humillación. No es fácil porque no emociona tanto como por debajo de la pala del pitón. Cuando toreas a media altura y le pones ritmo, compás, temple... luce pero no es fácil.

Hablemos de Talavera

No he toreado mucho pero es una gran afición y una plaza en la que todos recordamos lo que pasó allí. No me acordaba de Joselito ni nada cuando toreaba. Es una desgracia ver que allí cayó un torero. El destino...

Maestro, para ir concluyendo, ¿cómo se da cuenta un torero que llega el adiós?

Cuando salía un compañero a hombros y me daba igual, cuando no tenía ilusión. Para vestirte de torero tienes que tener una motivación. Cuando se pasa el momento ya no te apetece. No toreo en el campo. Cuando tomé la alternativa mi mozo de espadas puso las cosas en su sitio y si alguien tocaba los trastos se la encontraba con él. Me puse la chaquetilla dos o tres veces de la ilusión que tenía. El mozo de espadas llegó y dijo que alguien había tocado y lo negué (risas). Se lo dije después, yo era todo ilusión.

EN CORTO Y POR DERECHO

Las cornadas de despacho duelen más que las del ruedo. Las del ruedo sabes que son cosas que pasan. Cuando te pegan una cornada debes saber el motivo y son medallas. Las de los despachos duelen más.

Yo nunca he tenido problemas con los periodistas. Eran muy buenos aficionados, ahora hay gente que escribe muy bien pero no es muy buen aficionado.Es importante conocer y ver el toro y en mi época los había, ahora también.  Mucha gente en redes sociales escribe cada cosa... Esas redes sociales pesan mucho.

Finalizamos la conversación con el maestro apostando por picar en contraquerencia pero ahorrándose capotazos y sabiendo torear. 

El torero siente miedo cuando tiene inseguridad, cuando no se siente a gusto, ahí se siente miedo. Preparado no sientes miedo.

Si le pego 14-15  a una vaca lo mismo me enveneno. El toreo es arte. Cuando uno torea de  capote y muleta se debe emocionar. De salón me emociono. Si no sientes nada es mejor parar.


domingo, 31 de enero de 2016

DAVID SALVADOR BRILLANTE EN UN ENTORNO MÁGICO (CRÓNICA FINAL BOLSÍN CIUDAD RODRIGO)

Acudir a Ciudad Rodrigo era una "deuda" que hacía años que quería saldar. El encanto de un bolsín que cumple 60 años, una apuesta clara por el toro de un pueblo que vive para él y el sabor único de un entorno especial hacían que la visita a Miróbriga fuera de obligado cumplimiento.
Una final en un coso situado en un hotel también era algo que quería presenciar y que hoy he cumplido. Por mucho que me habían hablado bien de ello, el vivirlo en directo es una experiencia única.

Al girar hacia la izquierda en la carretera que te lleva al pueblo salmantino te enfila hacia un hotel que avistas un kilómetro más adelante. Pues bien, desde que he girado hacia allí se respiraba un gran ambiente taurino. Aficionados andando, aparcamientos llenos y un hotel (Conde Rodrigo II) con sabor taurino por los cuatro costados.

A las cuatro, los tendidos del coso ya tenían un gran aspecto que al empezar se transformaban en un llenazo total. Niños por decenas en el tendido y 12 chavales a por el Bolsín. Tras el sorteo se inició el festejo. Con el gran detalle de ir explicando y presentando a cada novillero por megafonía saltó el primer novillo de la tarde.

1 NOVILLO MERCEDES PÉREZ TABERNERO

Fotos Jacob Saucedo



El primer novillo tuvo presencia pero muy poca fuerza. Esto condicionó la labor de los dos novilleros salmantinos que le hicieron frente. José Bonilla pagó el abrir la final y fue de menos a más en un trasteo de enfermero en el que no se sintió cómodo. En su segundo turno se acopló más pero sin brillo.
Raúl Montero fue inteligente y apostó por templar al hilo pero sin el ajuste que emociona arriba. Realizó un toreo que buscó alargar el muletazo sobre la base de no quebrantar a un novillo que no dio gloria a la vacada.

2 NOVILLO HERMANO SÁNCHEZ HERRERO



El segundo astado de la tarde tuvo presencia y dejo brillar a Óscar Bernal con la puya. La falta de fuerzas desesperó al zaragozano Diego Aznar que no se acopló. Alejandro Mora tuvo más paciencia y trató de ligar las tandas cambiando de terrenos al animal. No hubo brillo pero el placentino dejó oficio y algún chispazo a seguir.

3 NOVILLO EL SIERRO




Uno de los novillos más propicios fue el de El Sierro. Con él Jesús Mejías no se acopló en su primer turno en el que se le vio con mejores ideas que hechos, en el segundo turno supo aprovechar que el animal venía más templado y ligó pero sin el brillo esperado.
Jaime Casas tuvo solvencia y oficio poniendo más fibra y llegando así a los tendidos. La labor tuvo un desarrollo correcto pero faltó más chispa.

4 NOVILLO ALDEANUEVA



El astado de la legendaria vacada dejó claro quién mandaba desde que pisó el coso. En el caballo empujó fuerte y con alegría midiendo cada arrancada en capote y muleta. Un durísimo examen para los bisoños Rodrigo Almarcha y Fernando José Plaza que tuvieron el mérito de no volver la cara pese a las volteretas que recibieron.

5 NOVILLO MANOLO JIMENO



Un astado ágil, duro y exigente fue una dura prueba para Cristóbal Reyes y Tomás Rufo. El jerezano se vio desdibujado por la agilidad del animal y tendrá que esperar a una mejor oportunidad. El de Pepino, sin embargo, dejó una muy buena imagen. Tomás supo ligar muletazos que nadie veía sobre la base del sitio y la entrega que le hace brillar este año. Una tanda al natural asentada levantó grandes aplausos y solo se le puede acusar de haber alargado en exceso su último turno. Su entrega y disposición, dignas de elogio.

6 NOVILLO HERMANOS ASENSIO

Feo, vareado y mal hecho fue el novillo que cerró el festejo. Con él estuvo sin ideas Ignacio Olmos que sigue en un camino en el que volver a encontrarse y muy bien el novillero salmantino David Salvador. La plaza rugió cuando David sacó una brillante zurda en la que enganchó y vació al animal sobre una base sobria y elegante. El de Hermanos Asensio se dejó y el torero charro lo muleteó con brillantez y dominio de terrenos. Gran ovación al chaval.

Digno de aplauso cómo los organizadores movían los camiones y recogían a los animales. Muy bien Óscar Bernal con la vara y ambientazo en los tendidos. Claro aspirante un gran David Salvador.

UN ENTORNO ÚNICO Y MÁGICO, BIEN ORGANIZADO EN EL QUE BRILLA DAVID SALVADOR QUE OPOSITA AL TRIUNFO.

sábado, 30 de enero de 2016

CHACÓN APROVECHA "LA OPORTUNIDAD" DE AJALVIR (CRÓNICA AJALVIR 30 ENERO)

 Gran ambiente en Ajalvir. Los toros de Soto de la Fuente no fueron precisamente bravos.


A oscuras, ante un toro cuajado y mermado por una voltereta, con un frío gélido pero "caluroso" para lo que es Ajalvir y con la plaza semivacía se la jugó con verdad Octavio Chacón. Las cosas como son. Con un dominio de terrenos, distancias y compañeros admirable sacó faena a un animal que jamás debió sobrevivir al primer tercio y hoy se hablará de él. Se lo pasó cerca por ambos pitones y se inventó una faena que deja aún más claro que merece mejores oportunidades. Cortó dos orejas, generosas quizás pero que pesaron más que toda la tarde. DOS OREJAS

En el primero de su lote se mostró fácil, insultantemente fácil ante una tarde de escaso lujo. Lidió, mandó y toreó tal y cómo el toro pedía con unas condiciones que hace tiempo parecían perdidas pero que va mostrando cada año. Si no se le quema, debe saltar más arriba. OREJA.

Víctor Janeiro tuvo una tarde en la que no aparece ni un pero, ni uno. Hizo todo tal y como sabe sin guardarse nada. Afanoso, trabajador, entregado y hasta alegre para el tendido. Una forma de concebir el toreo propia y que le valió cortar DOS OREJAS a su primero y ser silenciado sin apuros ante el quinto. Las apreturas con el toro, la forma, la elegancia e incluso la duración de las tandas cuestión de gustos. A los tendidos gustó pero su semejanza al toreo ortodoxo fue difícil de ver. DOS OREJAS Y SILENCIO.

Víctor Puerto quizás pegó el mejor lance de la corrida. Una verónica de antaño, mecida, con la "pata pa´lante". Un retazo de una época que en su cabeza vuelve pero que el duro revolcón del toro de Soto de la Fuente y de una carrera larga hicieron esfumarse. Se desdibujó el manchego tras la voltereta y ni toros, ni ideas le acompañaron para remontar. Eso, unido a una espada de feo apunte y peor ejecución hicieron que la tarde pasara entre las negativas del diestro. SILENCIO EN AMBOS.

En cuanto a la corrida, los toros de Soto de la Fuente tuvieron volumen para dar entidad al festejo, sus caras no acompañaron. La gente se marchó corriendo con dos toreros a hombros en una corrida en la que se aprende mucho sobre el mundo del toro.

La iniciativa del ayuntamiento de Ajalvir con las entradas gratis para los empadronados tuvo éxito en cuanto a público registrando el coso 3/4 de plaza. Una idea de promoción y oportunidad que es cuestión de gustos. En esa promoción, el torero que la aprovechó fue Octavio Chacón.

P.D. El festejo de Vistalegre aparecía más promocionado en el pueblo que el propio festejo en cuanto a número de carteles.

HABLAMOS CON JULIO APARICIO MARTÍNEZ



Hoy hablamos con el diestro madrileño Julio Aparicio Martínez. Un torero que recorrió España de novillero junto a El Litri , llenando las plazas de todo el mundo. Un diestro que salió a hombros en más de 10 ocasiones entre matador y novillero en Las Ventas.

Maestro, buenas tardes. ¿Qué recuerdos tiene usted de Talavera?

Tengo buenos recuerdos tanto mios como cuando fui con mi hijo. Era una gran afición como la que había en España que era buenísima. Recuerdo a Felicísimo Tejedor, una buena persona, familia de González Vera.

Siete salidas a hombros en Madrid como matador.

Tengo más, de novillero salí por lo menos cuatro veces. Es una bendición, una maravilla. Había una afición que daba gusto torear en Madrid. La afición que yo conocía era extraordinaria. La de ahora...
Cuando empecé no me imaginaba nunca alcanzar esta cifra. Yo soy madrileño, imagínate, aún así me exigía mucho. España era muy aficionada a los toros.

Su hijo siguió sus pasos y se convirtió en matador. ¿Qué supuso que su hijo continuara en su misma profesión?.

Una satisfacción muy grande, una maravilla, torea como nadie. Es un torero fuera de serie. Un gran torero que torea con mucha personalidad y muy despacio. 

¿Torea mejor que usted?. El maestro, demostrando su buen humor y sinceridad responde.

Sí, es un gran torero. Aún así nuestro toreo era muy distinto.

Maestro, usted fue un ejemplo claro de la solidaridad en el toreo llegando a recibir la Cruz de Beneficencia. ¿Qué le parece que se celebren festivales y corridas benéficas sin llegar a salir nunca las cuentas y como dijo el maestro Mendes con la presencia de profesionales que luego presentan gastos inesperados muy grandes?

Muy mal. La obra benéfica debe ser benéfica.

No es necesario decir más. La frase se asemeja a una sentencia. El maestro fue un torero muy querido en Barcelona. Su tono vitalista y feliz se apaga momentáneamente con una espinita que le duele de verdad.

Era una maravilla de gente. Una pena lo que la han hecho. Estaban la plaza de las Arenas Tarragona, San Feliú... Era una afición buenísima y se la han cargado. 

Una plaza se le resistió al madrileño y esa fue Sevilla. ¿Por qué no caló en Sevilla?. La respuesta no puede ser más clara.

Pues porque no soy sevillano. 

Hablamos con un torero que tuvo una más que eficaz espada. "Nunca recibí un aviso". El diestro deja una frase, cuanto menos, para reflexionar cuando le preguntamos por diferencias de su época y la actual.

No voy a los toros. No tiene nada que ver con mi época. En mí época había toreros extraordinarios, ahora ni voy.

Julio Aparicio fue un ejemplo de novillero que llenó las plazas junto a Miguel Báez. ¿Por que no llenan los novilleros ahora?

Pues porque no interesa.

¿A quién no le interesa?

Quizás a los dos. 

Conversamos y nos dice que en el toreo sí se pueden tener amigos con otros toreros. Viajamos hacia una tierra dónde tuvo mucha predicacion, América, y nos encontramos con un festejo ni más ni menos que en Beirut.

Yo toreé mucho en América. Aquello era una maravilla tanto México como Perú o Colombia. 
Toreé incluso en Beirut. Esa tarde actuamos Bienvenida, Mondeño y yo en una plaza situada en un estadio, no sabían mucho de toros. La experiencia fue muy buena. 

Al maestro le duele como van desapareciendo hierros emblemáticos.

Han desaparecido las ganaderías. En Salamanca se han ido todas, no hay casi ganado bravo. Quedan muy pocas, y las que había antes eran buenísimas.

¿A qué se debe?

A varias cosas: los herederos lo han vendido, se celebran menos corridas... Es una pena.

Para finalizar le preguntamos sobre quién era el torero con el que le gustaba más competir.

Todos, a mi no me importaba nada abrir cartel, lo que había que hacer se hacía.


viernes, 29 de enero de 2016

POR LA LIBERTAD DE PRENSA

El presentador e informador taurino extremeño Juan Bazaga ha publicado en twitter la siguiente carta en referencia al festival taurino de Mourao. Nos parece conveniente publicarla en nuestro blog

jueves, 28 de enero de 2016

EMILIO OLIVA HABLA EN BANDERILLAS NEGRAS


Hablamos con el diestro Emilio Oliva. Un torero con la capacidad para enloquecer Madrid y Sevilla pero sobre todo para emocionar y hacer paladear faenas a las que solo la espada se interpuso entre él y la puerta grande de los cosos más importantes del mundo. Hablamos con un torero simpático, alegre, accesible y ameno que nos detalla una carrera muy torera.

¿Por qué se hizo torero?

Yo obviamente nací en una familia torera y todo lo que vivía en mi casa eran cosas de toros. Me gustaba porque nadie te puede obligar a ser torero.

¿Pesa el nombre de su padre?

Ha pesado siempre porque mi padre era un torero de mucho valor, dignidad y pundonor. Tenía que estar a la altura y costaba más trabajo, pero también me ha ayudado el nombre sobre la base del recuerdo de la afición que le quería y que me ha apoyado.

Mismo nombre pero distinto concepto.

Mi padre tenía un gran valor como en la vida.

Emilio nos habla de cómo su padre se enfrentó con valor a un problema de salud que ya ha superado. La conversación gira hacia su carrera profesional.

Zapato de oro de 1983, un momento esencial.

Suelo ir a los sorteos pero esa novillada no fui. Cuando vi llegar a los banderilleros, mi padre y hermanos pequeños les pregunté si era grande. Era una de Cortijoliva muy grande, me vine arriba, triunfé y me dio grandeza

Septiembre de 1984

2 de septiembre en una novillada que estuve a punto de no ir. Había toreado mucho y mi apoderado no quería que fuese pero a Sevilla no se le puede decir que no. Le corté las tres orejas al novillo de Ordóñez. Tuve la suerte de salir por la Puerta del Príncipe. Parece que eres un Dios, es indescriptible.

Bocinazo de Gabriel Rojas 1985

El toro de mi alternativa. Rafael de Paula y José Luis Galloso me cedían el toro que quisiera como solía hacerse para el torero de alternativa y no quise. Yo aposté por el sorteo y me salió este toro.

29 de abril de 1985

Mi segunda o tercera corrida de María Luisa Domínguez y era muy dura. Me dije " hago el paseillo con tranquilidad y Dios dirá". Hice el paseíllo como si hubiera toreado 140 corridas y lo entendí (fue muy bueno). Un debutante en Sevilla fue una novedad con ese triunfo.

Dos orejas a un toro de Guardiola ¿cómo le espera Madrid tras triunfar en Sevilla?

Fui a la de Pablo Romero que no estaba en el momento adecuado para un torero. Fue un gran detalle de Manuel Chopera que me dijo que tenía un hueco pero era solo Pablo Romero y que él en mi lugar no iría pero yo le dije que sí.
La corrida no sirvió, el mundo se me vino abajo. El año siguiente...

25 de mayo de 1986 Madrid 36 pinchazos

Esa me lanzó, pinché cuatro orejas a la de Martínez Benavides. Me acuerdo muchos días. Al entrar en el coche de cuadrillas me dijo mi apoderado Don Manuel Flores Camará "Enhorabuena por formar una muy gorda pero te acordarás por la noche de ella" Tuve que saludar en el primer toro y luego dar una vuelta al ruedo pese a todo lo que pinché. 

¿Y lo soñó?

En ese momento no lo piensas, lo pienso ahora. Al día siguiente toreo en Córdoba y me dan el premio a la mejor estocada. Me salieron muchas corridas y así pude olvidarlo, si me paro es un trauma. 4 orejas en Córdoba ese año y lo fui pasando.

Pero, ¿puede superarse el ver marcharse un triunfo así?

Fui a todas las ferias Valencia, Bilbao, Madrid, Sevilla corté oreja y me dio tranquilidad para seguir toreando.

29 de abril de 1989 toros de Guardiola. De nuevo se atraviesa la espada.

Esa fue una del lunes de resaca en la que fue cogido El Soro. Uno de los toros más despacio que he toreado y vuelve el fantasma de Madrid. No he pinchado tanto en mi carrera pero pinché los clave como Victorino en Bilbao, Escolar en Madrid. Más que un pinchauvas es que pinché en los momentos más importantes. 

Cambio de apoderado en los 90 y usted marcha hacia las corridas duras

No había otras cosas. Tenía que depender de una a una y eso es más complicado. He sido un torero que no me disgustaba matarlas. Con la ilusión para remontar me apuntaba a todas esas
Los toreros tenemos que tener cualidades para entrar a cada corrida.

Llega el triunfo en Bilbao.

Escudero. Lo lucí  mucho. Al lucir un toro corres el riesgo de que la gente lo vea pero tenía confianza en mi mismo para aprovecharlo.

1998, ¿el último tren?.

Corté una oreja en Madrid. Esa oreja... tras ella me pusieron en Barcial y Escolar. Ahí llega el adiós. Pensé que no me había valido para nada cortar una oreja y para dar vueltas no merece seguir. Hay que tener valor para decir que no.

Pero, ¿y si en vez de caer en esas corridas y fuera de feria le hubieran puesto en San Isidro?.

Si me meten en otras o en San Isidro mi carrera no hubiera sido igual. Me acuerdo de toreros que sirven y no les vale para nada triunfar en Madrid. Eso es lo más duro, levantarse y ver que triunfar no vale.

Hablemos de Talavera

Me une tanto profesional como personalmente. Toreé una tarde en la que corté dos orejas. Afición para recuperar. Me casé con una talaverana en Mejorada y voy mucho allí

¿Remontará?

Es complicado porque la gente no va y los antitaurinos están presentes. El lobo está detras. Sin unión de profesionales no se puede arreglar. Los aficionados hacen ya de sobra al ir a la taquilla. Dialogar con los políticos unidos es necesarios. Yo veo que otros colectivos dialogan con los políticos como los futbolistas, todos menos los toros.

¿Duelen más las cornadas de despacho?

Las cornadas se superan toreando,  son más duras las cornadas de despacho porque uno no las entiende. 

¿Y las de palco?

Se pasa muy mal cuando un presidente te niega una oreja. Un torero sabe como nadie como ha estado. Hay muchos presidentes que quieren ser protagonistas. hay que ser coherente con el público. No se puede aguantar un presidente como el de Zaragoza y otro de Madrid que siempre es lo mismo. Julio Martínez a Juli yo esperaba un rabo y le dio una oreja.

Madrid, ¿es imposible volver a ver a un torero paseando los máximos trofeos?

En Madrid se pueden cortar rabos. Hay que ir allí como a la mili. Yo le pegué a un toro 6  naturales y crujió la plaza. Otro ejemplo es Juan Mora. Lo dicho, hay que ser honrado como en la mili. Las Ventas es una plaza de las más honradas en la que para triunfar se depende de muchas circunstancias como la afición, viento, toros... Es muy agradecida con los toreros honrados. 

Para las figuras también. Deben asumir el riesgo de ir. Los ejemplos de Manzanares y Perera sirven para ver que con ellos también es agradecida.

Hay buenos profesionales en la actualidad como Perera, Juli y su amor propio. 

¿Qué necesita cambiar?

Diversificación como ha hecho Casas en Valencia que es como debe ser. En mi época de los 80 fue la más sana. Con 20 años toreaba con Curro Vázquez y Espartaco. En mi época nos quedábamos fuera porque no entrábamos de los que había. Ahora hay 3. Repiten muchos y eso cansa.

El Puerto, Sanlúcar y Jerez con 15 km de distancia y los carteles se repiten. Falta la variedad de mi época. Había variedad de encastes, variedad de carteles, en otras ferias iban distintos toreros

Los encastes

Me gusta leer de libros de ganaderías. En Madrid debería haber 10 encastes. No puede todo ser Domecq. Ya no hay casi de Núñez. Guardiola, Pedrajas, Santa Coloma... Me gusta mucho y leo de encastes. Los toreros deben poner ímpetu para recuperarlos. Santa Coloma, Miura han salvado toreros de ferias. Los toreros tienen calidad y valor para ello. Los matarían bien los de ahora por profesionalidad, cualidad y valor. Si se lo proponen algunos momentos claves no se negarían. Adolfo en Madrid por Perera fue un ejemplo.

¿Qué le pareció el tema del G5 y Sevilla?

No hizo favor a la fiesta. Sevilla hay que respetarla. Son figuras pero Sevilla merece un respeto. No soy partidario de ese plantón, sin saber el motivo, pierde Sevilla. Hacer el paseillo en Sevilla es lo más grande.

Televisión

Veo una corrida de toros en la tele y para que la vea debe ser muy emocionante para que aguante los 6 toros. A uno que no le gusten los toros no aguanta 3 y no vuelve. En la plaza puede volver, en la tele pierde mucho. El toreo es momentos, el ambiente, el uy-el ay. No tanta tele, sin abusar.

Prensa

La prensa conmigo no se ha portado mal. Cada uno tiene sus criterios pero debe haber una base. 3 corridas distintas lees sobre la misma corrida. Hay prensa que solo pone lo negativo, pero se debe resaltar lo positivo también.

Redes sociales usted que es activo.

Ayudan porque hay gente que no es taurina y se engancha. Da opción de que se hagan aficionados. Los antitaurinos van en contra de los toros, la Semana Santa, Iglesia, bandera, ¿qué coño les gusta?. El que no le gusta pero no es anti tiene opción de engancharse..Los toreros de ahora, tendrán su motivo para no estar.

¿Son más inaccesibles?

Son más inaccesibles ahora, puede ser. Éramos más campachanos, los aficionados a la tapia eran más aficionados. Mi época era otro mundo, de las más bonitas.

La conversación concluye con el diestro contando divertidas anécdotas sobre la mala leche sana de una época en la que los quites no se perdonaban pero al salir de la plaza reinaba la camaradería.


miércoles, 27 de enero de 2016

EL MISTERIO DE LOS PORTALES TAURINOS






Tremendo el misterio de los portales taurinos. Según ellos , todos fueron quienes adelantaron los carteles de Fallas....

martes, 26 de enero de 2016

TRANSPARENCIA EN LAS CUENTAS ¡ASÍ SI!

La empresa de Talavera a través de su cuenta de Facebook da los primeros datos y números de lo recaudado en el tentadero benéfico celebrado el pasado 24 de enero en Talavera. Esta es la manera de hacer las cosas, con transparencia, ofreciendo los datos al aficionado, sin nada que ocultar. Otras, aún las estamos esperando.

 Muchas gracias a la empresa, toreros, novilleros y todos los que han colaborado para que esto haya sido posible...


Banderillas Negras lo conforman Milinko y Alcobendas, por lo que las opiniones de cada uno son independientes y siendo responsable de las mismas aquel que las firma no teniendo necesariamente que estar de acuerdo los administradores entre si.

Los Administradores de este blog se reservan el derecho de no publicar aquellos comentarios que por su contenido no sean respetuosos para con los miembros del Blog y respecto a terceras personas a las que se haga mención. Se evitarán descalificaciones e insultos. Se prohibe utilizar los comentarios como medio publicitario o de promoción de productos y servicios, o para anuncios y divulgaciones con fines lucrativos. No se admiten contenidos contrarios a la ley. El Administrador del Blog, se reserva el derecho de la moderación cuando se incumpla cualquiera de las presentes normas o cuando, a su juicio, la entrada o comentario vulnere de alguna forma la libertad de expresión, el derecho ajeno y/o la ley.

Por otro lado, el blog no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios del mismo, ni de las manifestadas en los blogs incluidos en el blogroll.