martes, 28 de junio de 2016

EFECTO PLACEBO, EFECTO JOSÉ TOMÁS



Placebo: "Sustancia que carece de acción curativa pero produce un efecto terapéutico si el enfermo la toma convencido de que es un medicamento realmente eficaz; tiene el mismo aspecto, gusto y forma que un medicamento verdadero pero está hecho de productos inertes y sin ningún principio activo"

Ese es el efecto de José Tomás en la Tauromaquia. Allí donde el de Galapagar decide anunciarse se venden todos los abonos, se llena la plaza cada día, la ciudad se convierte en el epicentro de la tauromaquia mundial, pero la realidad es que el enfermo sigue sin curarse pues no se está aplicando un medicamento eficaz.

Esta es la realidad y quien no quiera verlo está ciego. La solución no es José Tomás, eso no es ni más ni menos que comida para hoy y hambre para mañana. la solución es que hubiera muchos toreros como el madrileño, capaces de generar esa expectación, pero dando la cara en todas las Ferias. La realidad de la Tauromaquia , como hemos dicho ya por activa y por pasiva, son los pueblos y ciudades donde este año no ha habido toros por decisiones políticas y ahí es donde hay que trabajar. La realidad de la Tauromaquia son todas esas ferias donde han desaparecido las novilladas o donde ya no se dan Festivales benéficos , siendo sustituídos por la plaga de tentaderos benéficos. La realidad es el cemento en ferias que antes gozaban de muy buena salud pero que por la falta de trabajo, precios caros, falta de interés en los carteles y no respetar al toro, han ido echando poco a poco al aficionado.

Hagamos un buen diagnóstico y no tapemos el problema con el "placebo" José Tomás. Es cierto que el resultado de las elecciones ha sido "favorable" para los toros, lo entrecomillo porque los amigos del Toro de la Vega  no pensarán lo mismo, pero en los ayuntamientos está la clave, desde ahí están intentando ahogar la Fiesta y ahí es donde hay que trabajar.
Si finalmente gobierna el PP, hay que aprovechar estos cuatro años para blindar de una vez por todas los toros y que se respete su condición de bien de interés cultural, obligando a los ayuntamientos y Comunidades autónomas a velar , fomentar y proteger la Tauromaquia tal y como dice la ley. Pero cuidado con los posibles socios, porque Ciudadanos y Psoe ya se han cargado los toros en muchos pueblos y ciudades de España.

Para concluir está claro que José Tomás es importante, pero como dije antes no es la solución, no es el medicamento definitivo para curar al enfermo. Nos sentiremos bien, creeremos que estamos curados, pero el mal seguirá estando ahí...

lunes, 27 de junio de 2016

HABLAMOS CON PACO UREÑA



Hoy, seguimos celebrando el haber superado dos millones de visitas en Banderillas Negras y hablamos con el diestro lorquino Paco Ureña. El torero que conmocionó la tauromaquia con su desgarradora faena al Adolfo Martín en otoño, enamoró a Sevilla en abril y se consolidó en un gran San Isidro. Torero puro, nos habla con la misma verdad que torea sobre una trayectoria dura y labrada paso a paso.

Hoy hablamos con Paco Ureña.

¿Por qué decide ser torero?

La verdad es que no lo sé. Es algo que desde pequeño hice y día a día me he dado cuenta me he ido enamorando más de ello. Solo puedo decirte que es la decisión más importante y bonita que he tomado en mi vida.

Hablemos de sus inicios

Fueron como los de casi todos, en la escuela. Empecé en la escuela taurina de Murcia. La cerraron y por cercanía pasé a la de Almería y finalmente a Madrid. Fueron momentos que recuerdo como muy bonitos marcados con la ilusión de querer ser torero y con la novedad de cada cosa que vivía.

En su carrera de novillero ya con caballos Madrid ya empezó a configurarse como clave tras su triunfo en las nocturnas.

Sí. Fue muy importante para mí ya que me permitió torear más. Eran festejos televisados y aquella actuación tuvo mucha repercusión en mi carrera.

Tras ese empujón llega la alternativa.

Fue un día muy bonito, importante, pero pasó muy rápido. Para mí, fíjate, era una enorme ilusión. Era un pasito más en mi carrera, pero lo recuerdo con una inmensa alegría.

De esa ilusión llegó el duro banquillo, ¿cómo le aguanta?

Sabía que me pasaría. Conozco muy bien la profesión y sabía que este parón llegaría. Fueron años muy duros en las que el toro fue lo que me hizo aguantar. Es mi pasión y mi vida y a ello me agarré.

En esos años México aparece en su vida.

Supuso un antes y un después no solo en mi trayectoria, también en mi vida. Cambió mi manera de ver la vida en una época muy importante a nivel, sobre todo, personal. Me mantuvo vivo profesionalmente también ya que me permitió torear y no estar tan parado.
México me enseñó a tener paciencia, a vivir más despacio.

Allí protagoniza un brindis muy especial que le cambiaría su vida.

Es una historia muy bonita. Coincidí con Manuel (Martínez Érice) en Juriquilla en un festival para Pablo Labastida. Toreaba Talavante y Manuel era su apoderado. Fui a ver el festival buscando hablar con él para que me pusiera en Madrid. Fue una conversación muy profunda y sentida en la que me dejó la promesa de ponerme. Lo cumplió.

Se cumple la promesa un verano madrileño...

Sí, un 25 de agosto. Cambió mi vida, fue un paso importante. Llegué en una situación muy complicada, casi desahuciado. Lo que tenía dentro de mí salió y conseguí sacar adelante.

Tras eso aparece la Casa Chopera

Indudablemente. Dentro de los pasos dados (nocturnas, alternativa, Madrid en verano), éste fue otro paso más. Para todos los toreros saber que se interesa por ti una casa tan importante es un sueño. Cuando escuchabas de pequeño nombrar a la Casa Chopera era lo máximo.
Jamás pensé que apostaran por mí teniendo otros toreros nuevos con más cartel y con más proyección. Una de las cosas increíbles que me han pasado en mi vida, algo que ni soñaba.

En esa llegada le ponen en corridas de lujo como en Santander.

Fue una tarde muy bonita, verme al lado de esas figuras en el patio de cuadrillas... imagínate.

Su carrera va sumando hasta que llega una mágica tarde de otoño con un Adolfo...

Ahí llegó mi transformación como torero. Ahí pude sacar al torero que llevaba dentro y no comprendía, no le lograba sacar. Con esa faena pude comprender muchas cosas y dar lo que tenía guardado.

Antes hablábamos de su tarde en Santander. Es curioso que cuando su carrera coge más peso ya no entra en los carteles de figuras. Los aficionados piden su presencia en esos carteles, ¿por qué no tiene su hueco?

Lo tomo como circunstancias de la profesión. Espero hacer mérito para entrar en esos carteles cuando llegue mi momento. Estoy haciendo mi carrera, pasito a pasito.
Me alegra que me digas que  a los aficionados les gustaría verme en esos carteles, como te he dicho, pasito a pasito.

¿Molesta Paco Ureña?

No sabría decirte si es por molestia. No creo que tenga nada que ver, no creo que sea molesto. Tengo que mejorar mucho. Espero interpretar el toreo como siento, esa es mi meta.

¿Teme encasillarse en las duras?

No, soy torero y como tal mato las corridas que vayan a mi toreo mejor. Yo por encima de todo soy torero y para mí lo más importante es el toro. Unas me dejan expresarme más que otras, pero yo quiero hacer lo que siento en el ruedo al toro que tenga delante.

Para ir terminando, ¿le pesa que se diga de usted que es torero de Madrid?

Ser torero de Madrid son palabras mayores. No tengo méritos para ello todavía. No me pesa porque salgo con la misma actitud que a otra plaza. Es una plaza que me ha dado todo. No me considero torero de Madrid, no por nada, porque no he hecho méritos para ello. Eso sí, me gustaría hacerlos.

Maestro, para acabar, hablemos de su plaza (Sutullena).

Es muy triste lo que estamos viviendo. La semana pasada hubo una reunión propiedad-ayuntamiento. Hay un enfrentamiento entre la propiedad y el ayuntamiento, pero los primeros están poniendo mucho de su parte. Está siendo algo muy duro.

La propiedad ha puesto un precio razonable y el ayuntamiento se niega. Han comprado, por otro lado, el edificio de un casino por un precio desorbitado que ahora es un club social al que no van ni veinte personas. Es una aberración.

EL PACMA "CERO PATATERO"

¿Cuántos escaños ha conseguido el pacma? . Ya se lo digo yo, CERO .

A pesar de la campaña que algunos famosos hicieron pasándose por el forro incluso el último día de campaña y pidiendo el voto para ellos.
Este es el caso , por ejemplo, de Julia Otero, que en twitter pedía ayer domingo el voto para el partido animalista, cuando hace un tiempo no dudaba en disfrutar de un exquisito rabo ¿de toro? tal y como les dejo en las capturas de más abajo . Estas son las contradicciones de los animalistas. Estos que se mueven por modas, como  Risto Mejide o una tal Pilar Eire, que dicen que también es famosa, y por lo visto ahora queda muy guay decir que votas al Pacma y que das voz a los animales..

Aún así, Cero escaños, pero estarán contentos .. :-)

Julia Otero pidiendo ayer el voto para PACMA



Como veís, todo muy coherente ... Antitaurina, animalista y votante del Pacma disfrutando de un rabo ¿de toro?

PERÚ SE ENTREGA A UN GRAN ROCA REY (CHOTA 26 JUNIO)

Foto. Tradición Taurina Huamachuco. Edwin Ramírez Pinto.

Plaza de toros "El Vizcaíno" de Chota con lleno de "no hay billetes" para el segundo festejo de la Feria de San Juan 2016. Se han lidiado 1 toro de Paiján para rejones (1-abecerrado y vacío), 1 de Capiro de Sonsón para rejones (4-feo y soso), 3 toros de Capiro de Sonsón para lidia a pie (2-noble, 3-manso, 5-bis descastado y flojo).

Hay tardes memorables, imborrables, que marcan la grandeza de un torero. Hoy, el joven Roca Rey ha marcado un hito en el toreo peruano con un gesto con su país que reafirma la tauromaquia en la provincia.

En plena temporada europea el coleta marchó a la cariñosa feria de Chota. 12000 almas abarrotaron El Vizcaíno en una fiesta que reivindica la fiesta en uno de los países más taurinos del mundo en el que, más que en otros sitios, manda el pueblo.

Atronadora fue la ovación de un público cariñoso que cada San Juan acoge a toreros en busca de la gloria que se les resiste en Europa. Hoy, un torero en lo más alto, acudió allí y Chota lo vivió entregada con el orgullo peruano como refuerzo.

Andrés dio una gran tarde de toros sin guardarse nada. Así se portan las figuras. Al primero de la tarde lo lanceó a la verónica con gusto. El toro, tan terciado y dispar como sus hermanos, fue noble y flojo y el diestro lo muleteó con facilidad por ambas manos con exposición. El final de faena en cercanías formó un alboroto y las DOS OREJAS cayeron con rotundidad.

La plaza se encendió con la faena al tercero de la tarde. De nuevo no perdonó un quite demostrando cadencia y ritmo con el capote. En la muleta estuvo inteligente apostando por el valor ante el nulo recorrido de su enemigo. Ante los olés rotundos se pasó al del Capiro por los muslos sin pestañear cortando DOS OREJAS pese a que la espada no fue tan certera como es habitual.

Tras el intervalo del rejoneador lanceó con mucho temple a un terciado de Roberto Puga que fue devuelto por flojo. Más cuajado fue el sobrero de El Capiro con el que estuvo profesional pero sin brillo. Un feo bajonazo le puso en sus manos UNA OREJA protestada.

Cerró en alto la tarde ante un toro de Roberto Puga flojo. Con la capa se volvió a mostrar muy templado. En la muleta armó un memorable alboroto en cercanías al ver las nulas opciones que le ofrecía su enemigo para torear. Rodilla en tierra se dedicó a pasarse al animal por el pecho en un alarde de valor que puso la plaza boca abajo. Fue volteado de fea manera pero, sin mirarse, no volvió la cara y se echó de nuevo rodilla en tierra con la plaza en un clamor. La espada deslució el resultado pero no la tarde, siendo el diestro sacado a hombros ante el orgullo de una plaza agradecida. OVACIÓN.

El resto de la tarde tuvo unos deslucidos preludios a caballo.

Rubén Sánchez. El rejoneador de La Iglesuela vivió la cara amarga de la fiesta. Una tarde en la que era una mera comparsa para la tarde de Roca Rey se estropeó por la abecerrada presencia de su enemigo. Ante gritos contra el juez y el toro poco pudo hacer salvo abreviar aunque no fue certero con el rejón. SILENCIO.

Francisco Javier Rodríguez. El venezolano actuó en cuarto lugar tras el extásis de Roca Rey. La plaza se desesperó por momentos ante el poco acierto del caballero y la poca condición del toro. SILENCIO.

TARDE INOLVIDABLE DE ROCA REY QUE REIVINDICA LA FIESTA EN PERÚ. GRAN GESTO DEL TORERO QUE NO SE GUARDA NADA Y ENGRANDECE EL TOREO EN LA PROVINCIA PERUANA. 
ADEMÁS, MUESTRA UNA IMAGEN MUY BUENA CON EL CAPOTE Y UNA RESPONSABILIDAD DE FIGURA.

viernes, 24 de junio de 2016

HA FALLECIDO EL TORERO ROBERTO GALLARDO


Ha fallecido el matador de toros extremeño Roberto Gallardo en un accidente de tráfico. Natural de Villanueva de la Serena, representó los sueños de un joven espada que buscó su gloria en el toro desde pequeño.

Roberto representó a aquellos jóvenes que buscan su gloria en el toro por encima del tiempo y la razón y que construyen los ideales de sueños no siempre cumplidos que hacen tan grande la tauromaquia por su dureza.

Inició su carrera en la escuela taurina de Badajoz y el destino le llevó a la Costa del Sol en busca de que el citado sueño se hiciera realidad. Cogió nombre por allí en festejos de esos que se marcan con fines turísticos pero siempre se negó a que su honra se viera manchada por hacer cosas que no eran las adecuadas.

Cuando aquellos festejos de rodaje se estancaron Roberto tuvo que posponer sus ilusiones durante casi 10 años en los que el toro no fue su fuente de ingresos pero sí su ilusión. Y fue en 2010 cuando tomó la alternativa su constancia en su pueblo (foto de la imagen).

Si aquella noche no salió como él espero tanto tiempo no fue óbice para que el torero siguiera alimentando una esperanza de triunfo, ya como torero de plata.

Los que le conocíamos sabíamos de su afición. Hoy la carretera se ha llevado todos esos sueños

Desde Banderillas Negras mandamos nuestro más sentido pésame a la familia y allegados del torero rogando una oración por su alma.

HABLAMOS CON LÓPEZ SIMÓN




Hoy hablamos con un torero que cuenta con cuatro salidas a hombros en Madrid. Algo al alcance de los elegidos siendo más especial en alguien que, con su insultante juventud, ocupa un lugar preferente en los carteles de las ferias más importantes del país. Su 2015 fue espectacular y hoy nos concede una charla en la que nos habla de sus sentimientos y evolución dentro de una carrera incipiente pero con momentos ya muy duros. Conocemos más profundamente a Alberto López Simón.

¿Por qué se hizo torero?

No sabría decírtelo exactamente. La vida me fue llevando a ello, fue un cúmulo de circunstancias.
Me atrajo siempre el toro, el animal en sí. Lo tenía tan lejano que veía imposible poder entrar en ese mundo. La vida me fue llevando. Cuando era muy pequeño un familiar muy lejano (marido de prima de mi madre) tuvo una pequeña ganadería en la sierra de Madrid e iba todos los fines de semana allí durante un par de años. Nos juntábamos los fines de semana, para comer, hacíamos paellas...
Se me quedaron imágenes grabadas del herradero, de montar caballo, de echar de comer a los toros...
Pero él tenía la ganadería con un socio y se la dejó.
Hay un transcurso de unos ocho o nueve años en que no tengo contacto con el toro salvo por la televisión cuando mi abuelo ponía toros allí.
Luego, con unos catorce o quince años, un íntimo amigo mío estaba en la Escuela Taurina de Madrid y cuando nos juntábamos en el grupo de los amigos le tenía frito a preguntas para hablar de toros. De tan pesado que fui me dijo que por qué no me apuntaba y aprendía. Así empezó todo.
Apareció sin buscarlo. Sentía que había algo especial que me atraía. No era el sueño desde niño, yo no estuve toreando con una toalla en las manos. La vida me fue llevando a ello y me di cuenta que me sentía especial.

Entra en la escuela de Madrid, ¿cómo fue aquella etapa?

Los primeros días fueron difíciles para mí porque soy tímido y al principio, salvo con mi amigo, me costaba el relacionarme con los compañeros. En mi primer contacto con la escuela tuve un maestro que no puso mucho de su parte para que perdiera esa timidez y me involucrara. Fue un poco complicado, estuve a punto de decir que no era para mí esto.
Luego me pasaron a un grupo con el maestro Bote y él apostó por mí. Me dedicó mucho tiempo y ahí empezó una época de las más bonitas que he podido vivir en mi carrera.

¿En qué momento esas dudas que llegó a tener desaparecen y se convence de que el toreo era lo suyo?

Fue difícil tomar la decisión de decir a mi madre de que quería ser torero. Lo medité muchísimo. Me costó decírselo a mis padres, les convencí y aceptaron firmarme la autorización para entrar a la escuela.
Una vez que entré en la escuela y leía la frase del maestro "Llegar a ser figura del toreo es casi un milagro, pero al que lo consigue el toro le puede quitar la vida, pero jamás la gloria". 
En mi familia no había nadie del toro y al leer esa frase estuve dos semanas sin aparecer por la escuela meditando de si iba a dar el paso de dedicar mi vida plenamente al toro. Sabía que si me dedicaba a ello era en cuerpo y alma, nunca me he engañado y si daba el paso era con todas las consecuencias. 

Dio el paso, hablemos de su etapa de novillero sin caballos con Madrid como protagonista.

De novillero sin caballos toreé en muchos pueblos de la zona de Madrid. 
El año 2009 la escuela se vuelca y me manda como representante a muchos certámenes de novilleros sin caballos. Aparte del de la Comunidad de Madrid voy al certamen de intercambios de Málaga donde salgo triunfador, a Albacete donde corté tres orejas en una nocturna, a Valencia, a Murcia...
También toreé en Francia. Fue un año muy bonito en el que confiaron en mí.

Pronto llega el paso al escalafón de los novilleros con caballos y en una plaza muy especial

En 2010 empecé saliendo a hombros en la novillada sin caballos de Valdemorillo y después quedé triunfador del Zapato de Oro de Arnedo. Desde ahí tenía claro la idea de debutar y estaba previsto que fuera en Colmenar de Oreja el 9 de mayo. En ese período de tiempo hasta el 9 de mayo nos llamaron como el 30 de abril para debutar en Barcelona el 2 de mayo. La verdad es que no me lo pensé dos veces. Así se dio el paso. 
Había toreado en 2009, entre clases prácticas, festivales y novilladas sin caballos unos cuarenta y siete festejos y quise dar el paso.

Barcelona...

Fue un día muy especial. No se olvida ese día al igual que tampoco se olvida tu debut de luces o tu alternativa. Es una pena que la plaza siga cerrada.

En su época de novillero, principalmente, son muchos los que le asemejan a José Tomás. ¿Cómo vivía esa comparación un chaval tan joven?

Es bonito que te asemejen a una figura de época como José Tomás. Consideraba que era una comparación muy injusta hacia él y lo sigo pensando. Lo que ha hecho en el toreo solo está a su alcance. Era algo bonito, pero siempre he intentado tener los pies en la tierra.

En ese concepto que usted tenía y que muchos comparan al torero de Galapagar prima, sobre todo, el valor. A medida que avanza su carrera ese concepto evoluciona a servicio del toreo, ¿cómo se produjo ese cambio?

En los primeros pasos fue fundamental la educación taurina que me dio José Luis Maganto que ha sido muy especial para mí, un segundo padre. Todo en la vida tiene su inicio y su final. Sentí que faltaba algo dentro de mí que no daba con ello. 
La persona que dio en el clavo fue Julián Guerra, que en el invierno de 2013 al 2014, sin interés por medio, de torero a torero, me ofreció que me fuera a entrenar con él y a hablar. Él se dio cuenta en charlas anteriores, hablando de toros, que yo buscaba una cosa, que él veía dentro de mí y yo no, y no sabía cómo sacarlo. Julián fue la persona que, sin interés, me dedicó su tiempo y sabiduría. No me dijo como tenía que torear. Si me dio un empujón para enseñarme como quería torear.

Dentro de esa etapa de novillero, hablemos de un triunfo importante como fue Villaseca

Para mí ha sido de los sitios especiales de novillero. La verdad es que, con Jesús, desde la primera tarde que toreé, hicimos buena amistad. Le he admirado por todo lo que hace por el toreo, fue un día bonito. Apostaron por mí y Barrio en un mano a mano. Fue especial al cortar 6 orejas saliendo triunfador. Es de los certámenes con más importancia por la exigencia y el trapío de los novillos

Tras ese cambio y con un paso positivo por Madrid, llega una dura alternativa en Sevilla.

Fue un día para mi muy bonito, especial. No cambiaría nada de ese día. Fue un poquito duro para mí en el sentido de que tenía una bala (una tarde) y se quedó en el primer toro al que corté la oreja, me cogió, para dentro y se acabó todo. Con lo difícil que está todo necesitaba un triunfo fuerte y se vio frenado en seco. Fue complicado, pero más fue las temporadas siguientes que veía que no entraba en ninguna feria y es muy duro entrenar cada día para no poder expresar lo que sientes. Hay que sacar de toda la parte positiva y eso me hace valorar más las cosas que estoy viviendo ahora. 

Tras ese parón se aprecia un cambio mayor en su toreo en tardes como Las Rozas o Bargas. ¿Dónde se produjo ese cambio?

Nace del invierno con Julián que te comentaba. Yo fui el Domingo de Ramos y fue mi mejor tarde. Hasta ese momento sentía que no encajaba en Madrid. No me sentía bien conmigo mismo. Sentía que lo que hacía no gustaba. Era una plaza tremendamente difícil. No me sentía bien en Madrid. Al primer toro le pude cortar una oreja que no dio el palco. Al segundo le pinché y era oreja. Ahí sentí yo el calor de Madrid.
Pasando esa tarde, en vez de la moral que me debió dar, me derrumbé por unos problemas de fuera. Julián ya no iba a estar a mi lado y yo veía que era crucial para mí. Al ver que no podía ser me vine abajo. Es como si te enseñan el camino y desaparece el que te lo enseña, te da la sensación de que con él desaparece el camino. Tuve un bache fuerte y me fui a una casita de mis padres en el campo, a desconectar. Me llevé un capote y una muleta, pero apenas los toqué. Era como si cogiera un martillo y una azada.
A partir de ahí me escuché a mí mismo, escuché mi interior y encontré como enfocar mi vida y mi profesión. Cuando me rehíce de ese bache volví más maduro y con las ideas más claras. Al reaparecer en Las Navas del Marqués y en las corridas de después como Iscar, salí con cero ansiedades de triunfo y buscando más que el triunfo el toreo que me hacía feliz. Me di cuenta que eso era lo importante.

Esas tardes desde Las Navas se traducen en un inolvidable 2 de mayo.

Fue una tarde crucial que cambia toda mi carrera, mi vida. Siempre soñé con Madrid. Me sentía mal porque era la plaza en la que me crie como torero y como aficionado y veía lejano el triunfo. Cuando abrí la puerta grande, aunque no pudiera salir por ir a la enfermería, sentí que encajé en Madrid. Fue un momento especial interiormente. Para mi carrera, además, se tradujo en volver a contar para mucha gente.

Y vuelve un apoyo importante para usted, Julián Guerra.

Entrenábamos a escondidas de mis apoderados en ese momento y a escondidas de todo el mundo. cada vez que podíamos antes del 2 de mayo. Más que entrenar, era cuestión de las conversaciones por teléfono, nos tirábamos muchas noches conversando, viendo videos. Comentando interiormente me alimentaba tremendamente. Eso, junto con mi amigo Yelko y con Iván, que son incondicionales. Logramos, triunfo de todos, salir a hombros el 2 de mayo y reaparecer.

Tengo la sensación de que Madrid no le ha visto torear como le pudimos ver en Las Rozas, Bargas o el otro día Torrejón, ¿usted qué opina?

Es una plaza tan especial y le doy tanta importancia... La presión no me deja desenvolverme como quiero que me vean y es algo que trabajo mucho. Dedico mucho tiempo para saber toda esa presión enfocarla de la mejor manera posible y que me vean.

Para acabar, me gustaría preguntarle por Iván.

Es un todo. No he visto un tío que se entregue más, más noble y más puro que él. Es como un seguro de vida, cuando tengo un problema, sea de toros o no, al primero que llamo es a Iván. Si estoy mal anímicamente me coge el teléfono y me ayuda, aunque sean las cuatro de la mañana. Igual que si se me rompe una tubería, necesito un capote, o me llega al buzón una carta de hacienda. Para cualquier cosa Iván está en mi vida todos los días del año. 
Es superespecial, me ha demostrado en mil y una ocasiones toda la entrega, el cariño, la confianza y la dedicación que me ha dado. Cuando ni yo confiaba en mi ellos (Yelko e Iván) han confiado en mí y lograron que yo tuviera esa. No es un mozo de espadas, es un amigo, es un compañero… es un todo. Es mucho más que un trabajador mio.

miércoles, 22 de junio de 2016

SOBRE LAS CUENTAS DE ASPRONA

Hoy se han hecho públicas las cuentas de la corrida de Asprona , donde el diestro Miguel Ángel Perera se encerró en solitario con seis toros de diversas ganaderías.

Lo primero de todo es agradecer la transparencia en las cuentas y que éstas se hagan públicas. En Cáceres aún estamos esperando las de la encerrona de Juli. Y en segundo lugar, agradecer al torero pacense su compromiso y el haber toreado seis toros con carácter benéfico.

De estas cuentas se pueden extraer distintas conclusiones. La primera de todas es que no hay necesidad ninguna de que TVE emita corridas benéficas , pues como pueden observar su contribución económica es 0 €. Sin embargo esto conlleva unos gastos de derechos de imagen de las cuadrillas que hay que pagar, y como hemos dicho, TVE no aporta un sólo euro. Algo que no es normal teniendo en cuenta el dinero que tanto a Canal Plus Toros como a las Autonómicas les supone televisar los festejos taurinos.

Hay que hablar también sobre las críticas que están recibiendo las cuadrillas por los gastos que se les imputan 52.083.00 €. En estos festejos benéficos el que hace el gesto es el matador, en este caso, Perera. Las cuadrillas por convenio tienen que cobrar , luego ya cada uno es libre de donar o no sus honorarios.
También llama la atención el coste de los toros, 70.386 €. Una barbaridad a mi entender, cuando estamos hablando de una plaza de segunda categoría.
Luego están todos los gastos de Seguridad Social etc y un concepto llamado "Gastos Diversos" de 6.080 €.

El total de beneficios es de 8.809,40 €. Resten lo de las donaciones a Fila 0 etc que son 5.329,27 € y les sale lo que se consiguió en taquilla..

Lo que está claro es que esto demuestra que, o se reducen costes y adaptan todos sus honorarios etc a la situación actual,  o el toro no puede vivir sólo con los ingresos de taquilla.

Se imaginan ustedes que no hubiese sido una corrida benéfica y Perera hubiera cobrado sus honorarios. Ruina total para la empresa, con 3/4 de plaza. También habría que saber cuántos eran de pago y cuántos , a pesar de ser benéfica, fueron por la "patilla"...




JOSÉ GARRIDO EN BANDERILLAS NEGRAS



Hoy comenzamos una serie de entrevistas a todos esos toreros que pasaron como novilleros por Villaseca, bajo el título "Brillaron en Villaseca" . Y lo hacemos con el matador de toros extremeño José Garrido, una de las grandes esperanzas del toreo actual para renovar el escalafón e ilusionar al aficionado.


¿Por qué se hizo torero?

Es una decisión que no toma uno a sabiendas ni con la seriedad que esto implica. Te lo tomas como un juego  y a partir de ahí, cada vez te vas metiendo más en el mundo hasta que tú vida depende todo de ello, como es mi caso en este momento.


Referente en la escuela de Badajoz. ¿Cuál es el secreto de esta escuela?

Cuando yo estaba en la escuela  había muchísima competencia entre los compañeros. Todos queríamos ser el mejor, torear y andar bien con las becerras  en el campo, y ese nivel de exigencia nos hacía superarnos día a día estando en la escuela.


¿Qué papel ha jugado Antonio Ferrera en su formación? . ¿Cuánto de Antonio Ferrera hay en José Garrido?.

En el tema profesional, Antonio me apoderó desde 2012 hasta 2014 y nos unió ese apoderamiento. A raíz de ahí nació una amistad muy bonita . Me quedo con sus valores y con la forma de sentir y vivir el toreo. 

Su carrera de novillero lleva un ritmo rápido y no rehúye Madrid acartelándose dos tardes (Comunidad y San Isidro). ¿Un novillero debe ir a Madrid?.

En la Feria de la  Comunidad , mi debut en Las Ventas, corté una oreja. Es fundamental pasar por Madrid de novillero y si hay suerte se pone todo de cara. Es un paso que hay que dar y afrontar.

Madrid es una plaza que da, ya que lo que quita te lo quitas tú, por no estar bien o no estar con la verdad que requiere para afrontar ese reto.

¿Cómo recuerda su paso por Villaseca?.

Recuerdo que toreé un novillo castaño de Fuente Ymbro que parecía que tenía algo en la vista pero que después desarrolló mucha clase y entrega. Fue una de mis faenas más importantes como novillero y que recuerdo de manera especial.

¿Qué supone para el toreo el modelo Villaseca?

Es muy importante que haya una feria dedicada sólo a los novilleros, aunque se echan novillos muy fuertes, da categoría a los novilleros. El que triunfa en Villaseca sale con mucho ambiente en el escalafón.

Ahora muchos novilleros tienen que ir a Madrid sin preparar, sin posibilidad de torear en Ferias con el novillo "bonito" que te daba sitio, y se pasa de torear becerros a ponerte delante de prácticamente toros. Es muy duro, pero es el momento actual de la Fiesta.


Alcanza la cima que todo torero sueña saliendo a hombros por la Puerta del Príncipe. ¿Qué supuso aquella tarde?

Abrir la Puerta del Príncipe es un punto y aparte en la carrera de un torero. Cúando voy a Sevilla y paso por La Maestranza aún me pregunto si fue verdad lo que me ocurrió. Ahora el sueño es hacerlo como matador de toros. Sevilla tiene un sello especial en ese aspecto.

En Bilbao protagoniza una mañana para la historia. ¿Cómo se mentaliza un torero para una tarde así?.

Yo no era consciente de la repercusión que tomó aquello. Sabía que era importante, pero eso supuso un antes y un después en mi carrera. Puso en mi tauromaquia un sello, poniendo a  todo el mundo de acuerdo. Me vieron torear bien, agusto y fue una mañana muy completa.



¿Por qué Sevilla para tomar la alternativa?

Cuando terminé en Lima, me despedí de novillero y lo que quería era tomar la alternativa y no volver a vestirme de luces de novillero. La empresa de Sevilla, es cierto que fue la primera en ofrecerme la misma . Se vieron otras plazas y no salieron por unas cosas u otras. La verdad que llegar a Sevilla y tomar la alternativa con una apuesta fuerte, fue importante y estoy contento de haber tomado esa decisión. 

El año pasado fue un año de rodaje. ¿Considera que no hay paciencia con los que son tan jóvenes?

Más que paciencia, todo lo queremos muy rápido, aficionados y profesionales. El toreo es un cúmulo de muchas sensaciones y muchas otras cosas que tienen que pasar para triunfar y cortar orejas, pero no siempre depende de nosotros, En Madrid he hecho todo lo posible para triunfar, pero no está todo en nuestras manos.


Este año brilla en Valencia en tarde de mucha raza. ¿Qué supuso ese día?

Fue mi primer triunfo importante en una plaza de primera, después de la oreja de Bilbao del año pasado. Ese día fue fundamental para alimentar el crédito de José Garrido. Cortarle las orejas a un toro en una plaza de primera no es fácil, y eso queda ahí ya.


¿Cómo valora su paso por Madrid?

Sensaciones agridulces. Eran muchos sueños y esperanzas en esas dos tardes y las cosas no pudieron salir como todos queríamos. Pero a la vez creo que fueron dos tardes serias y en las que se pudo ver algo de mi toreo, aunque tengo reservado mucho más para Madrid cuando un toro me embista

El Tato

Mi apoderado, quien dirige mi carrera y el que está siempre decidiendo entre el bien y el mal...


martes, 21 de junio de 2016

COMENZAMOS NUEVA SERIE DE ENTREVISTAS: "BRILLARON EN VILLASECA"


El Alfarero de Oro de Villaseca de la Sagra se ha convertido en una feria clave dentro de los seriales de novilladas picadas. En Banderillas Negras vamos a conocer un poco más el certamen a través de los protagonistas que brillaron en el ruedo sagreño, tanto en el coso fijo como en el portátil.
Conoceremos la evolución de los novilleros que ganaron el Alfarero y veremos qué fue de su carrera. 
Los que han llegado arriba y los que siguen luchando por su sueño.

Desde el miércoles en Banderillas Negras.

LISTADO DE LOS TOREROS QUE PASARÁN POR BANDERILLAS NEGRAS

MATEO PICHARDO (Triunfador y mejor faena del Alfarero 2000, mejor faena del Alfarero 2001)

VALENTÍN RUIZ (Triunfador del Alfarero 2001).

FRANCISCO JOSÉ PALAZÓN (Mejor faena del Alfarero 2003).

ALBERTO AGUILAR (Triunfador del Alfarero 2004).

JUAN ÁVILA (Mejor faena del Alfarero 2004).

GABRIEL PICAZO (Triunfador del Alfarero 2005)

SERGIO MARÍN (Mejor faena del Alfarero 2005).

JOSELITO ADAME (Triunfador del Alfarero 2006)

DANIEL LUQUE (Mejor faena del Alfarero 2006).

JUAN LUIS RODRÍGUEZ (Triunfador y mejor faena del Alfarero 2007).

MIGUEL TENDERO (Triunfador del Alfarero 2008)

PEPE MORAL (Mejor faena del Alfarero 2008).

CRISTIAN ESCRIBANO (Triunfador y mejor faena del Alfarero 2009).

VICTOR BARRIO (Triunfador y mejor faena del Alfarero 2010).

ALBERTO LÓPEZ SIMÓN (Triunfador y mejor faena del Alfarero 2011).

JUAN ORTEGA (Triunfador y mejor faena del Alfarero 2012).

ÁLVARO LORENZO (Triunfador del Alfarero 2013 y Alfarero 2014).

JOSÉ GARRIDO (Mejor faena del Alfarero 2013)

BORJA JIMÉNEZ (Mejor faena del Alfarero 2014).

ROCA REY (Triunfador del Alfarero 2015)

P.D. En el año 2002 y 2003 se celebraron corridas de toros que contaron en los premios. Por eso no aparecen en la lista ya que nos centramos en los novilleros, verdadera esencia del certamen y apuesta clara de la localidad.


lunes, 20 de junio de 2016

JOSÉ JULIO HABLA EN BANDERILLAS NEGRAS


Uno de los mayores mitos del toreo a pie en Portugal habla en Banderillas Negras. Una carrera de amor al toro con Sevilla como centro de su vida y una auténtica revolución del segundo tercio. Defensor a ultranza de la lidia total dejó sello de torero para la historia. Hablamos con José Julio.

Hijo de banderillero, nacido en la taurina tierra de Villafranca de Xira pero formado en Golegá. ¿Cómo fueron sus inicios?.

En el lugar en el que pastan las ganaderías de Palha Blanco, Pinto Barreiro, Ortigao Costa y otras ganaderías
Empecé como cualquier torero, por enfrentarme con las reses por su fiereza por el hecho de desafiarlas buscando ser torero.
Arranqué rudimentariamente en Xira luego en serio en Golegá con Patricio Cecilos. Paco Mendes y los hermanos Dos Santos.

¿Cómo fueron esos inicios?.

Aquello era muy difícil. No acababan de salir novilleros. Tras marcharse Manolo Dos Santos 
Salieron Diamante Vizeu, Amador Dos Santos, José Trinchera, un chaval gitano llamado Armando Soares. Me adelanté siendo más joven y abrí mi camino. 
Con una novillada en Campo Pequenho ganando la oreja de oro arrancó todo con más fuerza.
Ese mismo año toreé  corridas mixtas empecé a torear novilladas con novilleros españoles y portugueses. Pasé a torear corridas mixtas junto a Antonio Dos Santos, Paco Mendes y otros españoles.

El debut con caballos no tardó en llegar

Al final de esa temporada debuté con caballos en Ayamonte. Debuté con picadores sin práctica para descabellar ni para estoquear. 
Aquella novillada llevaba el hierro de Belmonte y era una corrida de toros. La maté con Joselito Huerta y Jaime Ostos. Gracias a Dios salió todo bien pudiendo cortar cuatro orejas y rabo.
Entonces yo no lo sabía pero Andrés Gago, apoderado de Sevilla, estaba muy pendiente de mi evolución pero no daba la cara. Según él, aún no estaba preparado ni tenía capacidad . Era un hombre fuera de serie en el toreo haciendo y administrando toreros. 

Me tenía aquí para que toreara en Portugal y me hiciera, aunque eran novilladas sin picar. Estuve un año esperando que me llamaran de España y nada. Luego Don Pedro Balañá me llamó para torear en febrero del año siguiente una novillada de Mayalde. Estuve bien pero no maté, quedándome en el dique seco al no tener el impacto necesario mi actuación.

Zaragoza cambia todo

Era una época en la que había muchos novilleros forjándose entonces como Mondeño, Paco Camino o Diego Puerta. 
Tuve que esperar toreando en Portugal y en el año 58 me pusieron en Zaragoza donde se lidiaban novillos de cinco años pero en peso de novilladas, para poder entrar. Era una prueba muy grande para todos, pues eran toreros muy preparados las que la mataban. Pude cortar dos orejas a un toro y allí abrí mi camino en España.

¿No acusó pasar al toro español?.

El tiempo en Portugal toreando corridas sin picar me dio cuajo, práctica y conocimiento. Las vacas no eran de dos años, los tentaderos de vacas eran con reses como mínimo de cinco años. Aprendías mucho con sus resabios, su sentido, cruzándote al pitón contrario. Acostumbrarse con una vaca grande me dio una técnica muy depurada. 
Eso se lo debo a Dos Santos, valiente y con técnica muy depurada. En Zaragoza las cosas me rodaron, toreé cinco novilladas cortando una oreja en cada una . Era muy difícil porque era un público muy exigente a la vez que entendido. 
Esas novilladas que eran fuertes tenían mucho que torear y el que rompía triunfaba. 
Yo contaba con las banderillas que me ayudaba mucho. En Portugal era mi especialidad y en España era sorpresa porque nadie lo hacía, nadie le daba importancia. No era un tercio despreciable pero han brillado Gallito, Gaona, Bienvenida. Dominguín, Arruza...  pero las cuadrillas de esa época lo hacían vulgarmente y el público se metía con ellos diciendo que era un tercio en decadencia. Algunos críticos con muchos conocimientos de épocas anteriores,  decían que no era despreciable, los toreros no sabían hacerlo y se creaba mal ambiente en el segundo tercio.
No he sido de grandes facultades pero banderilleaba distinto y con arte.

Ahora sí le dio el visto bueno Andrés Gago

En 1959 Andrés Gago ya me apoderaba y me llevó a Granada, Málaga,  plazas de categoría con cotización y en las que sales para entrar en Valencia, Madrid, Sevilla... Gago era sabio y veía que cuanto más toreara más capacidad tenía y dejó los golpes de misericordia para última hora.

Sevilla le cambia la vida.

Debuto en Sevilla en una novillada de Cuadri. Me ponía con las bravas (encastes para triunfar) no cómodas ni cayéndose. Camino toreaba las "económicas" el sábado y yo el domingo. Me visitaba en el hotel diciéndome que me arrimara. Era un chavalillo y no le daba mucha importancia. Estuve en su debut en Zaragoza , donde él cortó tres orejas y yo dos.

Gago me preparó con Canorea padre la de Cuadri. Guardo crónicas lindísimas por el romanticismo de los críticos. Era un romance, un deleite leer la forma en cómo te trataban teniendo la facultad de que no te cobraban ni una peseta por sus trabajos. Periódicos de importancia como ABC o el Correo de Andalucía tenían una columna cada uno de toros. 
Las recopilo para un libro que se presentará en Junio en la Semana de la Cultura Taurina en Villafranca y va a sorprender (antiguos y modernos) 
Esa tarde salgo a hombros, cortando orejas y desmonterándome tras dos quites.

Sevilla se convierte en su Sevilla.

Yo era un portugués del que decían que era ahijado de Sevilla porque vivía y me entrenaba pendiente de Pepe Luis. Me volvía loco y aprendí con él en tentaderos. Era mi ilusión aproximarme en algo a él. Hijo adoptivo de Sevilla me decían.

Repito en una novillada más de Pio Tabernero que fue fuerte y brava y le corté una oreja a cada toro con salida a hombros. Monté un lío con el capote teniendo el aire del toreo de la escuela sevillana, practicando lo que veía. 

La alternativa en el horizonte

De ahí salí embalado para la alternativa de Zaragoza con toda la critica a favor. A Gago le llamó Livinio y no tenía necesidad pero me dijo que toreara en Madrid la vuelta de Conde de la Corte y fue una expectación. Un encaste bravo que había que picar. Cuanto más los castigabas, mejor. En el primero, de tan bueno con el capote que era creían que era un arreglo y me metieron el toro en los chiqueros por cojo. El segundo pesaba 510 kilos, astifino y a ese toro le banderilleé de escándalo pero lo pinché y no le corté la oreja. Di dos vueltas por no darme la oreja .!Qué público tenía Madrid y que bueno era! . El sobrero del Pizarral fue muy bueno y a ese le corté las dos orejas y el tercio quedó para la historia. Dos quiebros en el centro del ruedo, no a topacarnero como ahora. Aquello apretaba porque tenía fuerzas. En la muleta pude demostrar el otro ropaje de este torero. Como estaba la gente conmigo y lo maté recibiendo, corté dos orejas.

Esa tarde Madrid se le entrega pero no afecta a su alternativa en Zaragoza

La alternativa ya la tenía firmada antes. Al toro de mi alternativa no le corté nada y me dieron un aviso porque tuve muchas dificultades para matarlo, aún así me hicieron dar una vuelta al ruedo. Era hijo adoptivo de Zaragoza. En el segundo corté una oreja.
Tenía otra firmada a los dos días, con el hierro de Garcigrande, con Chamaco y Gregorio Sánchez esa fue la de la consagración como reciente matador al cortar dos orejas. Me escribieron una crónica inolvidable con todo el mundo pendiente de una figura para el año entrante. Un torero que iba a dar mucha guerra a los figurones.

Pronto confirma en Madrid

Fui a San Isidro al año siguiente. No fue feliz porque un toro no fue bueno y un tio muy castizo, El Ronquillo, me dijo "José Julio que estamos en Madrid que hay que torear". Yo le dije que iba a ver torear. Cogí la mano izquierda y el toro me cogió. No pasó nada pero demostré que quería ser torero y eso fue admirado por toda la afición y crítica como Cañabate. Él me puso de novillero "José Julio ha llegado a Madrid para revolucionar el tercio de banderillas con el quiebro". Había otros cronistas como K-HITO, que era un aval muy grande para los lectores. Dígame, Ruedo, Santiago Córdoba.

Usted remonta pronto.

Luego vino otra corrida a los 3 días con Puerta y Luis Segura ante Pablo Romero en la que estuve mejor. Había ido a Valencia, Sevilla, Zaragoza y venía corneado de Sevilla. Confirmé recién recuperado y lo noté

El norte se le entrega.

De esa tarde marché a Bilbao con Curro Romero y Luis Segura con toros de Juan Pedro. Estuve muy bien sin orejas. Fui a Toulosse, Pamplona (una de Pablo Romero en la que corté una oreja y pinché otra faena mejor). No paré ese año al ir a Huelva, Nimes, Zaragoza... Más de treinta, esto fue una buena práctica para un torero que empezaba.

Destacar en una época dorada para el torero no fue fácil.

Empezaron a volver los viejos como Dominguín, Pepe Luis o Rafael Ortega. Los gloriosos años 60 fueron la mejor época del siglo. 
Dominguín se presenta en dos corridas en Madrid y me llama para torear la segunda con él y Pedrés ante toros de Palha. Los toros no anduvieron bien de patas. Hubo un segundo toro que me sonrió. Primero me dio una voltereta, y se armó un lio porque se metían con Dominguín al no triunfar. 

Cuatro puyazos y se montó un lío en los quites que hizo olvidarse lo vivido con Luis Miguel. Después invité al maestro, gran banderillero, en el segundo tercio y ese fue el momento álgido por el par al quiebro suyo y mi respuesta. Fuimos llamados a los medios y no se hablaba de otra cosa. 
Fue cumbre en banderillas pero el toro se acabó a los 20 pases, lo pinché, me adorné al estilo sevillano. Eso cayó bien a la gente pero no para trofeo. Salimos los dos por el medio de la plaza aplaudidos.
Don Ricardo KHito me hizo una crónica poniéndome bien dentro de mi poco rodaje y juventud. Me faltaba aguantar la presión a la vera de los grandes.

De nuevo Sevilla la temporada siguiente.

Balañá estaba mucho con Gago y tenía una gran deuda con él. Salieron las exclusivas de los grandes empresarios y, pese a esta relación, se dificultó todo para mí. El sueño se jodía porque era difícil entrar en las ferias sin grandes casas. Era una pena pero todavía tenía cartel en Sevilla. Me pusieron en Resurrección en las primeras que montaba Canorea. 
Fui con Murillo y Limeño y se llenó Sevilla por primera vez en esa fecha. Aquello fue un negocio que se abrió. 
Era una corrida de Montalvo e iba a revalidarme tras la enfermería del año anterior. Me acompañó la suerte con una oreja a un toro devuelto por el trapío. Una de las faenas más artísticas de mi vida y decía un critico que era vulgar dar orejas al que tan bien torea. 

Y la cima llega con Miura.

Fue en feria, con un hierro que estaba rechazada por las figuras de la época. Me llamaron porque era la última de feria y yo como luso traía 4.000 personas que me decía Canorea que eran para pagar las deudas de farolillos y yo aceptaba. 
Esa tarde fue la primera vez en la que estaba Franco tras la guerra. Aquello fue una cosa de deslumbre. Llegaron Franco y su esposa a la Maestranza, fue el delirio. 
Le brindé. Toreé con Murillo y Limeño. Me fui al toro bien con la capa y banderillas además de una gran faena con la muleta de mucha hombría que cayó bien tras la cornada del año anterior. Al segundo toro es al que más me he arrimado y de más peligro. Era un Miura con genio, temperamento y escarbando. Con el capote anduve bien, llevando al toro al centro como pocos, salvo Curro, y eso que decían que era miedoso. Di una vuelta al ruedo.
Al acabar nos recibió el Generalisimo dándonos una pitillera de plata labrada y me sorprendió, me quedó dentro para los días que me quedan por vivir. Le tenía admiración y dentro había un aficionado. Me dijo "has estado en gran sitio, a la izquierda del caballo taponando salida al toro para picar" No imaginaba que supiera tanto de toros. Ese comentario fue mejor que la oreja cortada, por ese diálogo y esa satisfacción de promocionarme socialmente llegando a esa categoría. Cumplir ese deseo de estar con personas de ese nivel social. Fue una compensación de grandes sacrificios.

De ahí a Córdoba.

Fuimos a sustituir  a Ordoñez. Ahí me tropecé con uno de Arranz y le armé un lío y de tanta satisfacción de la gente seguí toreando y no pensaba en matarlo. No me quitaba y la gente seguía disfrutando. La gran calificación la tuve de parte de Enrique Vila, crítico de La Ser, en la que dijo que nunca en su vida había visto dar una vuelta al ruedo de Córdoba en el tercio de banderillas. Fue un honor para mí en tierra de grandes banderilleros.

En la parte alta y en las ferias, pero el norte...

Segui en Granada, Badajoz, e iba a ferias salvo las del Norte que eran muy dificiles. Gago no le perdonaba a Chopera porque tenía fuerza con Arruza y el dinero. A Chopera no le gustaba Gago. Madrid eran 9, Sevilla 5 no como ahora. Hay más oportunidades para "segundones" y primeros. Si tropiezas con un toro puedes romper pero en esa época...

Esa pelea de despachos la paga

En 1962 estuve fuera de feria con criticas de la gente a Livinio por las exclusivas con Chopera. Antoñete se quedó fuera de exclusivas también. Llenamos fuera con Antoñete y El Tino y no volví más.

Su carrera, por culpa de esto, se encamina solo a Portugal.

Cada año era difícil entrar y hacia mis corridas en Francia, Sevilla, Dax, Beziers y toreaba en Portugal (15 corridas).
En Portugal vuelven Vizeu y Dosantos al igual que Nuncio. Se habían ido porque no iba nadie salvo cuando toreaban los jóvenes que sí llenaban. Se engrandeció la fiesta por la competitividad tan bonita. Litri vuelve y va a Portugal. Manolo González, Pepe Luis Vázquez... 
En ese año 1962, toreo una encerrona con Palha que fue un éxito. Competí triunfando con los mejores.

Antes de terminar maestro. En América fue un ídolo.

Fui a México en 1962 a Guadalajara, México (El Toreo), Monterrey dónde armé un lío con el capote pero se apagaron los toros. Con apoyo de Arruza conocía a las personalidades del toro en México. Un critico le preguntó a Arruza sobre mí y él dijo que había que mirarme el DNI porque parecía más andaluz que portugués. Solórzano, con un abrazo, me dijo que había resucitado la verónica.
No he conocido el fracaso gracias a Dios. He respetado la ética del toreo, viviendo de día y noche la profesión, entregándome completamente al toreo.

Siguiendo en Europa. Maestro, aún deja buenos momentos en España.

En Sevilla toreo la de Lisardo en Resurrección y doy una vuelta al ruedo. Con Miura monté el lio del año cortando dos orejas. Me confié y pensaba que no me cogerían los toros pero me agarró el segundo cambiando el poder cortar una oreja por un mes de cama.

Aún así Madrid no llama

Después de ese triunfo me llama Don Livinio para ir a San Isidro pero le dije que los carteles ya habían salido. Van a caer dos o tres toreros para que entre pero no pude llegar. Chopera me llamó diciéndome que me quería para Bilbao con Miura aunque Gago dijo que no porque solo me quería en Sevilla con ese hierro. Pasó ese momento y ya no me pude recuperar. En México, más tarde, sí que pude triunfar.

Fue su último año con Gago

Al año 1964 acabo contrato con Gago y me apodera Ródenas de la casa Chopera.

Me quedará siempre que José Julio resucita Miura y la puso en el candelero como único torero con capacidad. Me han dicho que fue comentado por Fernando Fernández Román en su programa. Voy a invitar a coloquio a los hijos de Miura con herederos de Palha.

Ya en Portugal usted fue uno de los baluartes más grandes de la lidia íntegra

Me vine a Portugal y la lucha fue por matar. Habia acabado la dictadura en España y Portugal. La gente quería nuevas leyes, sin prohibiciones. Todo se encaminaba para ello pero no fue posible. Las costumbres de las personas se arraigaron, los políticos no estuvieron a la altura. No me quedé por las peticiones. Un día en Villafranca se daba una corrida en beneficio de Falcón y maté el primer toro al igual que mis compañeros.
Al año siguiente se montó una corrida con Rayito, Antonio y yo. Fue concurso y le corté dos orejas habiendo picadores. Aquello ni ley, ni policía. Se mataron los 6 de 6 estocadas.
La gente estaba aburrida de tanto caballo y de tanto forcado, del cachondeo de la corrida a la portuguesa. Era el momento de poner esto de pie pero no se consiguió aunque siempre que puedo largo la noticia de que hay que modificar la fiesta porque está en el fondo del mar.

Para acabar. Un torero jamás se retira.

He seguido toreando a los 50 años. Una carrera larga. Una vez toreando con Juli, me dijo:"a usted maestro, torero romántico, que se atreve a torear con los nietos" Con Morante y Palomo siempre toreaba. Se ha dilatado mi profesión por superviviencia, por afición, por facultades. Toreando en el campo y divirtiéndome. Es un disfrute cuando los toros se preguntan qué hace a la vera mía este viejo. Fue cuando mejor he toreado. Me he sentido con los toros , sin la presión de cortar orejas. 

domingo, 19 de junio de 2016

TARDE CON POCA HISTORIA (TORREJÓN 19 JUNIO)

Foto: Sergio_glez92

Segundo festejo de la Feria de Torrejón 2016 con más de tres cuartos de entrada en los tendidos en una clara muestra del músculo que tiene este serial. Se han lidiado 6 toros de Gavira, el quinto como sobrero, terciados y descastados salvo el interesante tercero.

Iván Fandiño ha pasado por el coso con poca gloria. Su primero se vino abajo muy pronto y el de Orduña se vio falto de ideas para hilvanar un trasteo. Lo peor, la sensación de que el público ahora mismo no está con él. SILENCIO.

El cuarto tuvo un comportamiento descastado y manso. Iván lo pasaportó con poco ánimo y escasa convicción ante el enfado de parte de la grada. De nuevo se vio que el vasco y los tendidos no andan en su mejor momento de relación. SILENCIO.

David Mora demostró soltura en el capote ante el primero de su lote. En la muleta el toro tuvo calidad y la faena fue dispuesta. Faltó mano más baja pero el de Borox apostó por acompañar sin quebrantar al toro. Gustó y cortó OREJA.

En el quinto realizó lo mejor de la tarde con un bello recibo de capote a un animal devuelto al lastimarse de las patas. En la muleta al sobrero, tras ser lo demás un trámite, toreó de manera vertical en una labor de más a menos que se fue diluyendo a la par que el toro. Faltó de nuevo una mano más baja. OREJA tras estocada muy caída.

Gonzalo Caballero sonrió por fin en su tierra con la suerte de caerle en suerte el mejor toro del encierro. Gonzalo puso ganas en una labor desigual pero con la verdad por delante a la que, si bien no se la vieron mentiras, le faltó un toreo más reposado. El ajuste final y la emoción de una voltereta ayudaron a poner en sus manos el doble trofeo. DOS OREJAS.

El sexto, de más cuajo, fue muy manso y Gonzalo pudo enseñar disposición. Cuando consiguió ligar una tanda al manso el coso rugió pero fue la última. Desde entonces el animal se volvió aún más imposible y la faena no pudo tener brillo. Mal con la espada y SILENCIO.

CORRIDA TERCIADA DE GAVIRA CON UN BUEN TORO, EL TERCERO. DESDIBUJADO FANDIÑO, CÓMODO DAVID MORA Y ANIMOSO GONZALO CABALLERO EN UN FESTEJO CON POCO PARA EL RECUERDO.

LÓPEZ SIMÓN DA CATEGORÍA EN UN LLENAZO (TORREJÓN 18 JUNIO)

Foto: Prensa López Simón


La feria de Torrejón sigue con la nota más que positiva de ver su plaza llena. En un enclave perfecto, en pleno ferial , el coso se ha llenado casi por completo para el primer festejo del serial. Ver una plaza en la comunidad de Madrid con esta salud es una noticia que debería resaltarse más.
Es una plaza amable, con un toro a modo y con un público que acude animoso a pasárselo bien. Con esta salud de gente, gracias a unos abonos más baratos que entradas sueltas en muchos sitios, queda claro que la fórmula funciona. El hecho de que el festejo empezara a las ocho de la tarde también ayudó a que la gente disfrutara.

En ese ambiente favorable ha sobresalido el torero de Barajas, Alberto López Simón. Desde que se abrió de capa con el primero el ajuste entre toro y torero hizo que se escucharan los olés de forma rotunda. El de Carlos Charro, terciado y de buen juego, contribuyó a que el diestro diera categoría a la tarde.
En la muleta, Alberto hizo de todo en un conjunto donde brilló la improvisación y la mano izquierda. Lo cuajó por ambas manos, sorprendió con arrucinas imposibles y desafío el molesto viento con un toreo de plantas quietas. Se vio un torero en sazón, cómodo y disfrutando con lo que hacía. 
De buena estocada recibiendo mató al toro en pleno centro del ruedo con la plaza convertida en un clamor y dudas sobre la concesión o no de los máximos trofeos. DOS OREJAS y muy buena imagen.

En el sexto, de más presencia, logró imponerse a las pocas condiciones de su enemigo sobre el toreo de cercanías y un valor seco. Se pasó al de Charro de Llen por los muslos con mucha facilidad y ligó circulares muy quieto que enardecieron a la grada. Mató de entera ligeramente desprendida y la tardanza del toro en caer dejó todo en UNA OREJA. Lo mejor fue verle disfrutar, cómodo y sin presión. Muy buena imagen del de Barajas.

El resto de la tarde dejó a un desdibujado Sebastián Castella. El galo sorteó un animal de discreta presencia, pero noble, en primer lugar con el que dio muchos pases. Faena muy larga y sin ligazón que el público premió con UNA OREJA generosa tras fácil estocada.

El cuarto, con algo más de cuajo, salió descastado y el galo no levantó una tarde muy apagada y de muchos pases. OREJA.

Cayetano comenzó bien su tarde con buen toreo a la verónica al primero bis que había saltado tras el lesionado titular. Muchas ganas en su labor ante un toro que se apagó pronto. Lo mejor, el comienzo sentado en el estribo. Con profesionalidad arrancó UNA OREJA.

En el quinto, soso, dio al público lo que éste pedía y arrancó la oreja a base de desplantes y toreo rodilla en tierra. No había para mucho más. Buena estocada y OREJA.

LOS TRES TOREROS SALIERON A HOMBROS MIENTRAS EL PÚBLICO SE DIVIDÍA ENTRE LOS QUE SALÍAN A VER A CAMELA Y LOS QUE ESPERABAN LA RETIRADA DE LA INFANTA ELENA. NOBLE Y TERCIADA CORRIDA DE CHARRO DE LLEN EN LA QUE BRILLA LÓPEZ SIMÓN.
MUY BUENA SALUD DEL COSO TORREJONERO. 

Banderillas Negras lo conforman Milinko y Alcobendas, por lo que las opiniones de cada uno son independientes y siendo responsable de las mismas aquel que las firma no teniendo necesariamente que estar de acuerdo los administradores entre si.

Los Administradores de este blog se reservan el derecho de no publicar aquellos comentarios que por su contenido no sean respetuosos para con los miembros del Blog y respecto a terceras personas a las que se haga mención. Se evitarán descalificaciones e insultos. Se prohibe utilizar los comentarios como medio publicitario o de promoción de productos y servicios, o para anuncios y divulgaciones con fines lucrativos. No se admiten contenidos contrarios a la ley. El Administrador del Blog, se reserva el derecho de la moderación cuando se incumpla cualquiera de las presentes normas o cuando, a su juicio, la entrada o comentario vulnere de alguna forma la libertad de expresión, el derecho ajeno y/o la ley.

Por otro lado, el blog no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios del mismo, ni de las manifestadas en los blogs incluidos en el blogroll.